Temas Especiales

08 de Mar de 2021

Política

Pérdidas por más de 23 millones tras protestas

PANAMÁ. Las protestas protagonizadas por los grupos indígenas que se oponen a la minería y a la construcción de hidroeléctricas, dejaron...

PANAMÁ. Las protestas protagonizadas por los grupos indígenas que se oponen a la minería y a la construcción de hidroeléctricas, dejaron al menos $23 millones en pérdidas en las provincias de Chiriquí y Bocas del Toro.

Pero no solo el sector empresarial se afectó. Las estaciones policiales de Volcán y San Félix, y la garita de David fueron incendiadas por los manifestantes durante las manifestaciones, lo que representa daños y perjuicios en la infraestructura estatal.

De acuerdo con el presidente de la Cámara de Comercio de Chiriquí, Manuel Reyes, la situación pudo ser evitada si desde un principio se mostraba mayor ‘voluntad’ y menos ‘soberbia’.

Sin embargo, la mayor pérdida originada por la semana de caos, según Juan Francisco Kiener, presidente del Sindicato de Industriales de Panamá, es la ‘falta de seguridad’, porque el escenario de los disturbios recibió ‘un ataque directo a la economía’, ocasionando que los inversionistas sean más cautelosos al hacer negocios allí.

Las medidas paliativas del gobierno al problema de transporte y abastecimiento de alimentos en la ciudad capital costó no menos de $136 mil.

Reyes pidió al gobierno de Martinelli atender responsablemente las peticiones plasmadas en el acuerdo San Lorenzo 1.