Temas Especiales

27 de Jun de 2022

Política

Presidencia: Solís no debe sembrar temores injustificados

La Secretaría Comunicación del Estado envió este lunes, un comunicado donde califica como verdaderamente lamentable la más reciente dec...

La Secretaría Comunicación del Estado envió este lunes, un comunicado donde califica como verdaderamente lamentable la más reciente declaración del magistrado del Tribunal Electoral, Gerardo Solís.

El Magistrado advirtió de la posibilidad de un supuesto fraude electoral en las elecciones generales del año 2014. Pero el Gobierno considera que su pronunciamiento no solo pretende dejar en entredicho el accionar de los integrantes del Órgano Judicial, ya que además, implica un cuestionamiento al trabajo de sus colegas magistrados electorales, pues un fraude electoral -igual a los perpetrados en la época de la dictadura- solo sería posible con la participación de éstos.

La nota agrega que incluso, el propio Tribunal Electoral ha destacado siempre que organizaciones locales e internacionales han ponderado la transparencia, la justicia y la honestidad de los procesos electorales que se hicieron en 1994, 1999, 2004 y 2009, lo cual ha sido garantizado por las normas electorales existentes en ése momento, por lo que resulta un contrasentido que el Presidente del Tribunal Electoral deje entrever que la transparencia, la justicia y la honestidad de las elecciones del 2014 podrían estar en peligro si no se aprueban ya las nuevas reformas electorales, tal como también aseguró el magistrado Gerardo Solís.

Según la Secretaría de Estado, las declaración catalogadas como irresponsable se suma a la evidente presión que éste pretende ejercer sobre la Asamblea Nacional, al respecto de la discusión del proyecto de reformas electorales, bajo el argumento de que si éstas no se aprueban con prontitud estaría en peligro la transparencia, la justicia y la honestidad de las elecciones del 2014. El Presidente de la Asamblea Nacional ya se ha pronunciado al respecto de estas presiones.

También asegura que el hecho de que no se accediera a su solicitud de ser nombrado Magistrado de la Corte Suprema de Justicia no da justificación al hecho de que el magistrado Solís esté sembrando temores injustificados en torno a las elecciones generales del año 2014.

En nuestro sistema democrático de gobierno resulta inaceptable que el magistrado Solís pretenda dar un ultimátum a la Asamblea Nacional para presionar la acción de este Órgano del Estado. Sería tanto como que la Asamblea Nacional le exigiera al Tribunal Electoral que fallará en tiempo determinado alguno de los procesos que allí se ventilan y que le diga que si no lo hacen en ese tiempo estaría en peligro la democracia, explica el comunicado.

Además menciona que en términos generales, las propuestas de reformas electorales son bien vistas por la mayoría de todas las bancadas. Obviamente, hay algunas propuestas que podrían no contar con el apoyo de la mayoría de los diputados de gobierno o de oposición.

Lo ideal es que se apruebe la mayor cantidad de las propuestas si eso va a contribuir a fomentar la participación electoral; pero si las reformas sugeridas son aprobadas parcialmente, o en el peor de los casos, son rechazadas, esto no tiene por qué afectar la transparencia, la justicia y la honestidad del proceso, ya que las normas existentes son las mismas que han regido procesos anteriores que recibieron ponderaciones positivas de organismos locales e internacionales, concluye la Secretaría del Estado.