Temas Especiales

23 de Sep de 2020

Política

Llamado a la reflexión

En los últimos veinte años, el Tribunal Electoral ha jugado un papel fundamental en el desarrollo democrático del país, hemos sido testi...

En los últimos veinte años, el Tribunal Electoral ha jugado un papel fundamental en el desarrollo democrático del país, hemos sido testigos de las constantes transformaciones llevadas adelante no sólo en materia de mejoramiento de la legislación electoral, sino en crear las condiciones institucionales que mejoren la importante función que desempeñan como ente encargado de ‘garantizar la libertad, honradez y eficacia del sufragio popular’. Hemos sido testigos, por ejemplo, de la modernización de los sistemas tecnológicos que dan garantías y confiabilidad en la información que se recoge y sistematiza; eso ha reconocido en que Panamá sea uno de los países en el área que tiene y puede dar los resultados de las elecciones con un alto porcentaje de fidelidad del sufragio emitido. Desde 1993, con la creación de la Comisión Nacional de Reformas Electorales se estableció la modalidad de discutir y aprobar las propuestas para reformar el Código Electoral, siendo la envidia de los Organismos Electorales de la Región en materia de independencia, consulta ciudadana y ganándose del respeto y reconocimiento de la sociedad panameña y más allá de sus fronteras. Los hechos políticos que acontecen en el país nos deben llamar a la reflexión sobre el proceso electoral que se avecina. No podemos retroceder en las conquistas democráticas logradas con grandes esfuerzos.

Hoy, estamos frente a la nueva designación de un(a) Magistrado(a), acción que se debe llevar a cabo dentro de un marco de prudencia, responsabilidad, compromiso con Panamá y la democracia; nosotras las panameñas estaremos atentas y vigilantes para que lo que hemos avanzado no sea empañado, retrasado o simplemente anulado. Hoy frente a los retos que afrontamos de garantizar una mejor democracia participativa y representativa, exigiremos la independencia obligada de la Corte Suprema de Justicia en la designación de la persona que ocupe ese importante cargo en el Tribunal Electoral.

MUJERES POLÍTICAS