Temas Especiales

21 de Jan de 2021

Política

Mayorga, envuelto en escándalo, saca al tesorero

CHAME. Los enredos del alcalde de Chame, Euclides Mayorga, parecen lejos de acabar. Ayer, tras el estallido de un nuevo escándalo que lo...

CHAME. Los enredos del alcalde de Chame, Euclides Mayorga, parecen lejos de acabar. Ayer, tras el estallido de un nuevo escándalo que lo involucra en el cobro ilegal de impuestos, destituyó al tesorero municipal, Sergio Morales.

Mayorga hizo pública en una reunión del Consejo Municipal su decisión de prescindir de los servicios de Morales (en el Decreto 1 de 2013), alegando que tiene toda la facultad constitucional para hacerlo. Eso encendió a la mayoría de los ediles, que cuestionan su administración.

Es que Morales, curiosamente, fue quien confirmó al presidente del Consejo de Chame, Abdul Juliao, que del negocio ‘El Cevichito’, en Las Lajas, no habían pistas de pago de impuestos en todo 2011 y que tampoco aparecía en el registro catastral del Municipio. Lo reportó ignorando que en realidad la transacción la había hecho directamente Mayorga.

‘El Cevichito’, propiedad de Ricardo de Los Santos, entregó el 20 de diciembre de 2011 mil 234 dólares en concepto de cancelación de los impuestos. ‘Se encuentra paz y salvo’, estampó el alcalde Mayorga en el recibo número 5086, que le entregó. El documento lleva su firma y un sello de la Alcaldía Municipal de Chame. (Ver facsímil)

Según Juliao, el negocio está fuera del registro municipal desde 2005. Desde entonces, aseguró a La Estrella el miércoles, el alcalde le está cobrando tributos. No hay investigación, y los auditores de la Contraloría —denunció— parecían aupar los movimientos fiscales del alcalde.

Mayorga recibió el dinero pese a que la Ley 6 de 1976, que organiza los municipios, deja esa tarea exclusivamente a los tesoreros.

PUJA Y REPUJA

Jorge Puga, asesor del Concejo, sostuvo que la decisión de Mayorga es ilegal ya que el tesorero ‘no cometió ninguna falta, no incumplió con su deber como servidor público, no ha sido condenado en ejercicio de sus funciones y no ha tenido malas conductas’.

Puga no descartó que el tema llegue a la Corte Suprema de Justicia, que sería el ente que tendría que validar el controvertido decreto. Mayorga, fiel a su estilo confrontativo, desafió: ‘estoy preparado para todo lo que venga en mi contra, convencido de que la verdad saldrá a la luz y tranquilo, esperando que las autoridades competentes van a hacer su trabajo’.

Mayorga luego reveló que Morales ‘seguía lineamientos equivocadamente’. Insistió en que sólo respondía al Concejo, ‘olvidándose que la administración municipal tiene un alcalde’.

‘Desde que fue nombrado se negaba a firmar las cuentas que le enviaba la Alcaldía y se dedicaba a rechazarlas’, se justificó el controvertido político de Cambio Democrático (CD).

LA POLÉMICA PERMANENTE

Morales llegó al cargo de tesorero municipal tras una fuerte polémica entre el alcalde, los ediles y su antecesor, Danilo Vega.

A Vega, los concejales lo acusaban de trastabillar, en complicidad con Mayorga, con los recursos del distrito. Relucieron supuestos cobros y ventas ilegales, y un déficit en las arcas municipales.

Mayorga ya se había vendido los terrenos del aeropuerto chamero Scarlett Martínez —con lo que causó una lesión patrimonial de 137 mil 904 dólares— y había comercializado el mercado municipal.

Más tarde, en octubre de 2012, una investigación de La Estrella reveló que el alcalde Mayorga vendió terrenos como baldíos cuando ya tenían dueños, y sin la autorización del Consejo de Tierras. Además, recibía pagos de compradores de tierras en una libreta paralela a la oficial. Los recibos, con el sello de la Alcaldía, incluían detalle de la ‘deuda pendiente’, el ‘saldo’ tras el pago y el número de la transacción. Nunca se hallaron pistas de su ingreso a las arcas municipales.

La publicación encendió las alarmas en el Consejo Municipal de Chame, que tras pujas y repujas con Mayorga, destituyó a Vega y concertó el nombramiento de Morales.

Pero el alcalde no lo quería. O no lo quiere. Aseguró ayer que prefería sacarlo del cargo, para ‘iniciar un año sin problemas y obstáculos’.

Tras una reunión con los ediles, Mayorga decidió dejar sin efecto el decreto en el que destituyó a Morales. Pidió a los ediles ‘bajar la intensidad de los ataques y trabajar por el distrito’.

Al final del camino, el alcalde espera la resolución de una apelación que interpuso a una condena en su contra que dictó el Juzgado Segundo de lo Penal de La Chorrera, de tres años de cárcel, por cobro de coimas.