Temas Especiales

17 de Jan de 2021

Política

Independientes van cuesta arriba

PANAMÁ. Con la entrada en escena de los candidatos independientes a la Presidencia de la República, el panorama político del 2014 será d...

PANAMÁ. Con la entrada en escena de los candidatos independientes a la Presidencia de la República, el panorama político del 2014 será diferente a los anteriores.

Son 15 en total y deberán recabar 16 mil firmas, pero solo pasarán los tres primeros que lleguen a esta meta. Pero más allá de las firmas necesarias para inscribir su nombre en la papeleta para elegir al próximo mandatario, los independientes deben vencer otros obstáculos.

El primero es calar en la población electoralmente activa, lo que hasta el momento no han logrado, como se deduce de los últimos resultados de la encuesta Panamá Opina.

La medición del mes de enero, preparada por Ipsos para La Estrella y Telemetro, revela que el 54% de la población no ubica a los candidatos independientes como una opción viable para ganar la presidencia en mayo de 2014.

Solo el 31% de los entrevistados deposita sus esperanzas en que será una figura independiente quien llevará las riendas del país el próximo quinquenio. El 15% no sabe o no respondió si alguno de los independientes gobernará la nación.

LAS TRES ‘P’

A pesar de que los resultados de las encuestas no favorecen a los candidatos independientes, ellos siguen su camino y se arman de estrategias para conquistar el voto para las próximas elecciones.

Para seducir a ese segmento de la población, los especialistas coinciden en que los independientes necesitan tener las tres ‘P’: propuesta, plataforma y plata.

PROPUESTA

Luego de superar lograr la recolección de firmas para el aval del Tribunal Electoral, deben convencer al pueblo de que su propuesta electoral es la mejor.

El primer paso para sentar las bases de una candidatura fuerte, analiza el sociólogo José Lasso, es la imagen, un punto en el que podrían tener cierta ventaja debido a la desconfianza hacia los partidos políticos tradicionales y la actuación de los políticos, lejos de los intereses de la población.

De ahí en adelante, el siguiente peldaño es tener una propuesta de gobierno fuerte, que atraiga al electorado rebelde y joven.

PLATAFORMA Y PLATA

Este es un proceso que tendrá que ir acompañado de una plataforma electoral que le permita llevar esas ideas a todo el territorio nacional y así canalizar los votos. Pero, plantea el sociólogo Roberto Pinock, hasta el momento ‘ninguno tiene la organización’.

Entonces con una buena imagen, una propuesta contundente y una plataforma que le dé soporte a su candidatura, debe salir en busca de los donantes, los que aportarán la plata necesaria para levantar una candidatura presidencial, apunta Pinock. Una inversión millonaria, si tomamos en cuenta que para el proceso electoral de 2009, las candidaturas presidenciales gastaron más de 25 millones de dólares, según datos del TE.

Pero esta no será una tarea fácil, por ello, ambos especialistas coinciden en que será para los comicios de 2019 cuando los independientes por la Presidencia de la República tendrán una mayor visibilidad en el escenario electoral.