Temas Especiales

16 de Apr de 2021

Política

Martinelli penetra el cuarto poder

PANAMÁ. La compra de medios de comunicación social por parte del presidente de la República, Ricardo Martinelli, antepone una estrategia...

PANAMÁ. La compra de medios de comunicación social por parte del presidente de la República, Ricardo Martinelli, antepone una estrategia de ‘manipulación mediática’, así piensan representantes de gremios periodísticos y conocedores de la comunicación social. Pero, ¿hacia dónde va dirigida esta estrategia? Es la pregunta que se hacen.

Hasta ahora el mandatario, ha dejado entrever su intención de seguir adquiriendo medios de comunicación. En la última entrevista que concedió a Telemetro Reporta, Martinelli sin titubeos afirmó que ‘es accionista de algunos medios de comunicación social’.

‘EL GRAN BIG BROTHER’

Para el constitucionalista y conductor del programa radial ‘Alternativa’, Miguel Antonio Bernal, las acciones del mandatario (compra de medios) son una muestra más de la acción mediática que ha venido haciendo desde inicios del gobierno, primero a través de la compra de espacios en los medios y ahora monopolizando medios impresos y televisivos, un paquete que, enfatiza, incluye ofrecimientos de altas sumas de dinero a profesionales de la comunicación social.

Los movimientos del máximo jerarca del gobierno, dice Bernal, lo convierten en ‘un big brother de medios’, fenómeno que debe motivar a la población un campanazo de alerta, un llamado de atención para reflexionar hacia dónde realmente vamos: una sociedad manipulada que se arreciará con campañas sucias y negativas, al intensificarse el proceso electoral tomando en cuenta que el partido oficialista no firmó el pacto ético electoral y ya ha dado muestras de lo que es capaz.

LA SOSPECHA LATENTE

Guillermo Antonio Adames, dueño de la emisora Omega Stereo, plantea que si bien el presidente, como cualquier empresario, está en pleno derecho de comprar medios, ‘cabe la sospecha de que el propósito del presidente del país al estar comprando medios, lo está haciendo para contar con una plataforma para atacar a sus adversarios políticos’.

Aunque al comunicador no le cabe la menor duda de que el mandatario sienta un precedente importante en el país con la adquisición masiva de acciones y compra de medios, habría que reflexionar precisamente hacia dónde se dirige su objetivo: ‘consolidar una fórmula de negocio o impulsar propaganda política’.

Rafael Candanedo, presidente del Colegio Nacional de Periodistas, opinó que la principal inquietud se centra en que ‘el mandatario esté comprando medios para que no puedan expresarse de forma independiente y cuando no los necesite los venderá y al final del camino quedaríamos sin libertad de expresión’. El también docente universitario no duda de que ‘lo que él (Martinelli) querría por su personalidad es comprar todos los medios’.

El catedrático recordó que justamente por la concentración de medios que adquirió el expresidente del Perú, Alberto Fujimori, quedó envuelto en procesos penales.

LA CLAVE DEL ÉXITO PERIODÍSTICO

‘El periodismo no es un negocio, porque no le va a rendir ningún ingreso si el medio carece de credibilidad’, es la postura que ilustra Norma Núñez Montoto, dirigente del Consejo Nacional de Periodismo.

La periodista resalta que para nadie es un secreto que el presidente es un buen empresario, y si su mirada no se enfila en invertir en un mundo donde el éxito del periodismo se basa en la ética, cuyo baluarte es la verdad, entonces —pronostica— ‘este sería el único negocio en el que (Martinelli) fracasará’.

A todas luces el panorama ‘es preocupante’, dice Milton Henríquez, presidente del Partido Popular, quien también fue director del diario Panamá América.

No duda que la escalonada adquisición de medios por parte del mandatario muestra ‘su afán de concentración y perpetuación de poder’.