Temas Especiales

17 de Apr de 2021

Política

Juan Carlos Varela arrasa y aboga por alianza opositora

PANAMÁ. Juan Carlos Varela logró anoche la hazaña que en el Partido Panameñista solo Mireya Moscoso había podido conseguir en lo que va...

PANAMÁ. Juan Carlos Varela logró anoche la hazaña que en el Partido Panameñista solo Mireya Moscoso había podido conseguir en lo que va del siglo. Sin mayores sorpresas y tras una contienda de sinsabores, cruces y apoyos de última hora, se convirtió por segunda ocasión en el candidato presidencial de su colectivo, el segundo más grande de la oposición.

De los votos escrutados al cierre de esta edición, Varela se llevó casi todos. 99.4% de los panameñistas que fueron este domingo a las urnas le dieron su respaldo y el aval para encarar el reto de llevar al partido al poder, como cabeza de fórmula, panorama que no ven desde el año 1999.

‘Hay que construir un tejido social muy fuerte, unidos como panameños, pero no solo para ganar una elección, sino para construir un gobierno de diálogo, consenso y unidad nacional’, abogaba el también vicepresidente, tras confirmarse lo que todos los analistas vaticinaban.

El segundo candidato presidencial oficializado punzó en concretar acuerdos políticos para arrebatarle el poder en las urnas al gobernante Cambio Democrático (CD).

En ese sentido, dejó ver que las conversaciones para decidir quién será su compañero(a) de fórmula están avanzadas, aunque de su boca no escapó pista alguna. ‘Puede ser un independiente, un hombre o una mujer, las puertas están abiertas a la forma en que más se consolide la unidad del pueblo’, aseguró a los medios.

—Vamos a ver, dejar que los tiempos den su oportunidad, estamos en la etapa de conversar los planes de gobierno—, reconoció el presidente del partido Popular, Milton Henríquez, flanqueado por Varela.

—Va a ser con las bases del PP y las bases del PRD, la dirigencia se la dejamos a Martinelli—, aderezó el hoy candidato presidencial panameñista.

Alberto Vallarino, exministro de Economía y Finanzas, y directivo del partido, coincidió con el mensaje de fondo de la contienda política.

Según dijo, el país no debería sorprenderse ‘que en los próximos meses puedan verse movimientos que puedan impactar el escenario que hoy estamos viviendo’.

PARTICIPACIÓN Y UNIDAD

Aunque la jornada de elección fue pacífica prevaleció la sensación de abstencionismo, que luego la directiva del partido rebatió con la confirmación del 25% de asistencia.

El segundo vicepresidente del colectivo, Ramón Fonseca Mora, consideró que cualquier número encima del 20% de participación sería ‘suficiente’.

Es que así como los PRD, los panameñistas eligieron ayer sólo al candidato a presidente, por lo que —según Fonseca Mora— ‘es muy difícil incentivar’ a la membresía.

El domingo electoral del partido Panameñista ha abierto el abanico de expectativas sobre lo que vendrá. Si, finalmente, acabarán las divisiones internas o es que los choques vividos en las últimas semanas son solo el comienzo de un crudo camino que Varela deberá sortear hasta 2014. En ella sobresalieron los discursos provarelistas y los de unidad, así como la abstención de la expresidenta Moscoso y del excandidato presidencial José Miguel Alemán.

Mientras, el mireyista Antonio Domínguez —adversario acérrimo de Varela— aseguraba que creía ‘firmemente’ en que el vicepresidente sería el próximo mandatario del país, el exdirector de la Policía Nacional Carlos Barés sostenía que el ahora candidato tiene ‘muchos retos que afrontar’.

Vallarino, en tanto, emitió su voto sobre las tres de la tarde, y sin la compañía de dirigentes panameñistas.

PLAN PROVINCIA POR PROVINCIA

Pero Varela, lejos del tenor interno, comenzó su carrera con un discurso lleno de promesas y cuestionamientos al gobierno en turno.

‘Hoy ganó una misión y un compromiso de instalar un gobierno que tendrá a la gente primero’, aseveró, cortejado por exministros y diputados de su partido.

Transporte, agua, seguridad, corrupción y descentralización, son los principales focos de la propuesta política que esboza, y que hoy, cuando se activen las ocho mesas de análisis que su equipo de campaña ha articulado, empezará a tallarse a la realidad.

Varela dijo apostar por el desarrollo del interior del país, y que desempolvará la vieja propuesta política de descentralizar los municipios.

Prometió la construcción de un proyecto Curundú en la ciudad de Colón, así como la construcción de dos líneas del metro para las periferias este y oeste de la ciudad de Panamá.

El vicepresidente aseguró que de llegar al gobierno en 2014 tendrá ‘cero tolerancia con la corrupción y el clientelismo’. Según dejó ver, ejecutará su promesa con auditorías a los principales proyectos y actos del gobierno.

Varela no se limitó al futuro. ‘Tendrán que devolver el dinero del pueblo’, advirtió al gobierno de Ricardo Martinelli, del cual fue aliado durante 26 meses y cuya expulsión atribuye al haber denunciado la corrupción.

El líder del panameñismo exculpó de los enredos del oficialismo a los programas sociales 100 a los 70 y la beca universal. Alberto Vallarino lo reconoció: ‘esas propuestas ya estaban en la plataforma del partido panameñista’.

En el radar del candidato presidencial panameñista también está la justicia. Adelantó que promovería el adecentamiento del Órgano Judicial, ‘removiendo por la vía democrática a aquellos que hayan incumplido’, y que abogaría por la despenalización de los delitos contra el honor, como una fórmula para apoyar el ejercicio de un periodismo libre y responsable.

Mientras discurría sus promesas, el oficialismo se activaba. ‘Que no se vistan que no van’, zarpaba el precandidato de CD, Rómulo Roux, rompiendo la diplomacia que lo caracteriza, para llegar a un tono más martinelista.

Los ‘gladiadores’, paralelamente, consideraban el discurso de Varela como demagogo. ‘Promete cielo y tierra’, insistía en la red social Twitter.

El PRD fue más cauto. Su subsecretario, Javier Martínez Acha, aplaudió el proceso electoral interno. ‘Le deseamos todo lo mejor en su primaria, que se fortalezca la democracia con este esfuerzo’.

Pero Varela prefirió prestar poca atención a sus contrincantes: ‘vienen mejores tiempos para Panamá, juntos vamos a vencer’, resumió.

El siguiente paso en la carrera presidencial es que CD defina a su candidato. La fecha: el 12 de mayo.