Temas Especiales

04 de Mar de 2021

Política

Independientes, con poco chance

PANAMÁ. . Siete de cada diez panameños han decidido que su candidato presidencial está entre la oferta del PRD, el Panameñista y Cambio...

PANAMÁ.

Siete de cada diez panameños han decidido que su candidato presidencial está entre la oferta del PRD, el Panameñista y Cambio Democrático (CD).

La cifra ha registrado tímidos incrementos en los últimos meses. Aun así, de a poco le recorta espacio a otros espectros de la carrera presidencial que aún no se han erigido: los independientes y la izquierda política.

Las proyecciones electorales de 2014 apuntan a que por la Presidencia de la República correrán, finalmente, siete personas. De aquí a febrero próximo se deberán acreditar los cuatro últimos aspirantes presidenciales, tres de ellos por la vía libre y uno del Frente Amplio por la Democracia (FAD).

Pero, ¿encontrarán lugar en una contienda que ya parece repartida? ¿A cuánto del padrón electoral podrá enganchar? Clifford Young, gerente general de encuestas electorales de Ipsos (la compañía que produce ‘Panamá Opina’ para Telemetro y La Estrella), ve difícil que haya ‘mucho cambio’ con la incursión de los últimos cuatro candidatos presidenciales.

‘En Panamá hay tres partidos grandes y tres candidatos fuertes’, argumenta.

Esos tres candidatos, agrega Young, ‘serán los que definirán las elecciones’.

‘Puede tener efecto (la introducción de los últimos cuatro candidatos presidenciales), pero me parece que el electorado está muy dividido y polarizado’, insiste Young.

La polarización, creen expertos, beneficiaría a CD, que iría a una contienda con seis opositores. Tal como en 1994, cuando Ernesto Pérez Balladares ganó con el 33% de los votos.

Sus planteamientos se esgrimen en un escenario plagado de partidismos y paradojas. En la más reciente encuesta, el 1% de los panameños sostuvo que le daría su voto a un independiente y 2% apuntó que a un partido diferente al PRD, Panameñista o CD. El 28% de los encuestados sostuvo que no respaldaría a ningún partido.

Esa es la oportunidad que Fernando Cebamanos, presidente del FAD, ve para su partido. ‘Nosotros tenemos una propuesta política totalmente diferente a la de los demás partidos’.

‘Es raro’, dice. ‘Raro que alguien que tenga experiencia en esto no sepa que las cosas cambian’, apunta, y recuerda cómo el resto de los partidos ascendieron en popularidad después de sus respectivas primarias.

Menalco Solís, padre del precandidato independiente Gerardo Solís, discrepa de Cebamanos y da vueltas a la idea de Young. ‘Será difícil... muy difícil, porque el sistema está aún muy ligado a los partidos’.

De ahí se explica que el 60% del padrón electoral esté compuesto por partidistas, y que ese porcentaje se haya incrementado con respecto a la elección de 2009.

‘Ya va a llegar el momento, pero ahora está difícil’.

—¿Cuándo, en 2019? —Puede ser. Eso va a depender del comportamiento de los partidos. Si no responden a los intereses de la gente, pues...