Temas Especiales

07 de Apr de 2020

Política

Martinelli, entre el odio y el amor

PANAMÁ. En las postrimerías de su gobierno, el presidente de la República, Ricardo Martinelli, vive una relación entre el amor y el odio.

PANAMÁ. En las postrimerías de su gobierno, el presidente de la República, Ricardo Martinelli, vive una relación entre el amor y el odio.

Así quedó evidenciado por primera vez en la provincia de Colón, el pasado 5 de noviembre. ‘Abajo el alto costo de la canasta básica familiar’ y ‘cárcel para los asesinos’ gritaban miembros del Frente Amplio por Colón contra el mandatario.

Todo eso ocurrió el mismo martes que se publicó la decisión del presidente de la Corte Suprema de Justicia, Alejandro Moncada Luna, de revocar provisionalmente una decisión del Tribunal Electoral sobre una cuña del movimiento oficialista ‘Panamá Avanza’ considerada como ‘guerra sucia’.

El rechazo y los abucheos contra del presidente no se quedaron en Colón, se extendieron hasta la provincia de Panamá. El nuevo escenario fue la inauguración del edificio del Tribunal Electoral.

DIFÍCIL COBERTURA

A siete días del abucheo de que fue víctima el jefe del Ejecutivo en los actos protocolares por la celebración de los 110 años de separación de Panamá de Colombia, éste regresó a Colón, pero el panorama fue totalmente distinto. Aplausos y alegría era lo que se vivía en una tolda blanca ubicada en la entrada de la ciudad, por la apertura parcial del Corredor Colón.

Cada palabra que daba el presidente de la República de su discurso era aplaudida por más de un centenar de personas que estaban en el lugar.

‘Las personas fueron llevadas para hacer barra al presidente’, así lo piensa el analista Menalco Solís.

El amor que expresaban los colonenses al presidente era tal que complicó la cobertura periodística. Esta vez la barrera entre el mandatario y los comunicadores —que en su mayoría viajaron desde Panamá para la cobertura— no la imponían los agentes del Servicio de Protección Institucional (SPI). Las personas rodeaban al mandatario y gritaban consignas que no permitían el trabajo de los periodistas.

‘El amor que se vivió en Colón el pasado martes fue comprado’, sostuvo Solís, así como el mandatario señaló en La Villa de Los Santos sobre el abucheo en el Tribunal Electoral, cuando dijo que ‘fueron pagados’.

Jaime Porcell mira la relación del presidente desde otro punto de vista. ‘Esto es democracia. Lo que se vio en Colón eran puro manzanillos’.

Para el investigador de mercado, los abucheos y los aplausos son mejores que ‘las balas y los cierres de calles’.

ACEPTACIÓN DEL PRESIDENTE

En medio de la relación que vive el mandatario de la República con el pueblo panameño, su aceptación en las encuestas se mantiene relativamente alta.

En la última medición que Panamá Opina prepara para Telemetro Reporta y La Estrella tenía un 40% de aceptación.

En los últimos tres meses ese porcentaje ha mantenido una ligera fluctuación que está en el margen de error de la encuesta. En agosto la aceptación hacia el presidente era del 37%. El siguiente mes el mandatario subió un 1% para posicionarse con el 38%. En octubre cayó a 37%.