Temas Especiales

29 de Nov de 2020

Política

Misión aboga por equiparar el subsidio

PANAMÁ. Dos situaciones captaron la atención de los observadores del Centro de Asesoría y Promoción Electoral (CAPEL): Los independiente...

PANAMÁ. Dos situaciones captaron la atención de los observadores del Centro de Asesoría y Promoción Electoral (CAPEL): Los independientes quieren equidad financiera y las mesas o centros de votación aún no se han conformado en su totalidad.

Roberto Rosario Márquez, presidente de la Unión Interamericana de Organismos Electorales (Uniore), señaló que los independientes quieren igualdad de oportunidades en la distribución del financiamiento, el cual está establecido por ley.

A los independientes les tocó una tajada pequeña. Cuando el Tribunal Electoral (TE) anunció el financiamiento público, el monto mayoritario le correspondió a los partidos políticos.

Son $4.65 millones que recibirá cada uno de los partidos políticos constituidos en concepto de financiamiento público preelectoral.

Para los candidatos independientes presidenciales, la cifra no alcanza ni a la mitad que le tocó a los partidos. Al dirigente transportista Esteban Rodríguez, quien recopiló 25,588 firmas, le tocarán $12,794 del subsidio; a Gerardo Barroso, que presentó 21,578 rúbricas, le corresponden $10,789; y Juan Jované, a quien el TE le reconoció 20,842 firmas, recibirá $10,421.

Estos montos se fijan sobre la base de 50 centavos por cada firma validada por el TE.

El especialista de Uniore recomienda trabajar en esto, pues al entrar un nuevo actor en el escenario electoral panameño es importante ajustar las normativas a esta nueva realidad.

Otra de las inquietudes está relacionada con el establecimiento de las mesas o centros de votación. No obstante, los miembros de Uniore creen en los dos meses que faltan se pueden completar.

Haciendo a un lado estas inquietudes, los observadores electorales se van complacidos, pues dicen que todos los partidos, sociedad civil, independientes y gobierno han manifestado ‘su total confianza’ en el órgano electoral.

Con respecto a las inquietud por las críticas a la Fiscalía General Electoral (FGE), los miembros de Uniore se reunieron en la tarde de ayer con estos funcionarios.

De los resultados de cada una de las conversaciones se hará un resumen que será entregado al Tribunal Electoral.

En marzo vendrá otra misión de observadores a Panamá. Posteriormente, algunos días antes de las elecciones, llegarán a suelo panameño para monitorear el proceso.

Los observadores saben que aunque hace falta mucho trabajo por hacer, por ahora no hay nada que temer: no hay posibilidad de que se vulnere la voluntad popular.