Temas Especiales

20 de Jan de 2021

Política

Candidatos presidenciales coincidieron en demandar justicia social

Según las encuentas, el candidato oficialista lidera el primer lugar

Candidatos presidenciales coincidieron en demandar justicia social
Candidatos.

Los principales candidatos a la Presidencia de Panamá coincidieron ayer en la necesidad de combatir la desigualdad social, el deficiente sistema de educación, la injusta distribución de la riqueza y el alto precio da la canasta básica.

Cinco de los siete candidatos que se disputarán la Presidencia panameña en las elecciones generales del próximo 4 de mayo protagonizaron ayer lunes el primer debate difundido en directo a todo el país por las principales cadenas de televisión y radio.

La formalidad y la corrección en el tono, el afán por exhibir buenas maneras además del respeto a las normas del debate, sin público y con un único periodista como moderador, presidieron el combate electoral.

El candidato del opositor Partido Revolucionario Democrático (PRD), Juan Carlos Navarro, fue el único que rompió en algunos momentos esa tónica, para tildar de "maleante" y "dueño del supermercado" al presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, e intentar sin éxito sacar a la palestra algunos casos de supuesta corrupción gubernamental.

Organizado por la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá, que reúne a la patronal del país, el debate inauguró un formato en el que los candidatos se hicieron preguntas unos a otros, lo que no evitó que se convirtiera en un diálogo de sordos y una sucesión de mensajes, golpes bajos soterrados y eslóganes electorales.

"Hablar de crecimiento económico sin desarrollo social es una inmoralidad", dijo el candidato del oficialista partido Cambio Democratico (CD), Juan Domingo Arias, economista y empresario de 50 años conocido como "mimito" y exministro de Vivienda del actual Gobierno, presidido por Martinelli

Arias encabeza todos los sondeos de opinión, aunque en alguno aparece empatado con Navarro, y ambos son seguidos muy de cerca por Juan Carlos Varela, vicepresidente en discordia del actual gobierno del Partido Panameñista, en alianza con el Partido Popular, nacionalista y democristiano, respectivamente.

Además de ellos, participaron en el debate los candidatos Juan Jované y Genaro López, independiente y del izquierdista Frente Amplio por la Democracia, respectivamente, cuyas posibilidades electorales están descartadas por todos los sondeos.

El candidato oficialista de CD, de incierta ideología, centró sus ofertas en la promoción de las "jumbo ferias" y "jumbo tiendas", una suerte de superficies comerciales "subvencionadas" por el Gobierno en el que los alimentos de primera necesidad se venden sin intermediación.

"Los productos van a llegar al consumidor sin intermediarios, duela a quien le duela; vamos a vender los productores a precios subsidiados, lo que obligará a los supermercados a ser competitivos; mi prioridad es darle al panameño comida barata", explicó Arias.

"El partido del dueño del supermercado no puede estar en el poder, porque no van a bajar los precios", le contestó Navarro en referencia a Martinelli, propietario de una de las primeras cadenas de supermercados del país, entre otros negocios.

"Tú no eres Ricardo Martinelli, tú no tienes la experiencia para gobernar Panamá, José Domingo, tú respondes a los interese del dueño del supermercado", le espetó además el candidato del PRD, que fue alcalde de Pánamá de 1999 a 2009.

"Yo no soy un político profesional", admitió Arias, quien se definió como "un trabajador y un empresario honesto" y aseguró que el próximo 4 de mayo los panameños van a decidir entre la vieja y la nueva política, entre los que prometen y no cumplen, y los que cumplen como este gobierno"

Varela también coincidió en la necesidad de luchar contra la inflación y prometió regular "mediante decretos presidenciales, el precio de 22 productos de necesidad básica".

"Hay que cambiar la política de este país, que sea un servicio al pueblo y no un negocio", consideró Varela y prometió "un gobierno humano, honesto y de diálogo".