23 de Feb de 2020

Política

PRD, el verdadero enemigo del PRD

En los últimos años, el enemigo a derrotar por las fuerzas internas ha estado siempre adentro.

En los últimos años, el enemigo a derrotar por las fuerzas internas ha estado siempre adentro. Las ansias de poder de sus grupos no han permitido que su dirigencia vea que las semillas del divisionismo que se sembraron desde el 2009 han dado frutos.

Desde entonces surgen nuevas corrientes, cada una con su propia agenda. Son tantas que no logran ponerse de acuerdo.

La tan cacareada unidad que se logró antes de las pasadas elecciones nacionales se quedó solamente en un acuerdo no firmado que nunca se cumplió.

Al iniciar su mandato, el hoy expresidente de la República Ricardo Martinelli se comprometió a acabar con el PRD, según él, por lo negativo que el colectivo político que había inspirado Omar Torrijos Herrera representaba para la democracia del país.

Las diferencias internas los han llevado a vivir momentos peores a los que tuvieron después de la invasión de los Estados Unidos.

El reto que tiene su dirigencia actual es tratar de lograr esa unidad con la diferencia de que, ahora, no está Omar Torrijos, no están los militares y no hay un líder que consiga unificar todas las fuerzas perredistas.