Temas Especiales

26 de Jul de 2021

Política

600 a 700 millones de dólares amasó el PAN en elecciones, según testigo

El testigo aseguró que se cobraban 15% en coima a las empresas que le daban algún servicio

600 a 700 millones de dólares amasó el PAN en elecciones, según testigo
Sede del PAN, contigua al Palacio de Las Garzas, en el Casco Antiguo.

Aproximadamente 600 a 700 millones de dólares se despilfarraron en período electoral de enero a abril de 2014 en el Programa de Ayuda Nacional (PAN) reveló un testigo que pidió la reserva de su identidad, pero que pondrán toda la información a disposición del Ministerio Público.

En una entrevista ofrecida a Telemetro Reporta el testigo aseguró, que se cobraban 15% en coima a las empresas que le daban algún servicio, esto iba a la Presidencia, pero que el exdirector del PAN Rafael Guardia cobraba 5% o 10% adicional.

Según el testigo Roberto Henríquez, ministro de la Presidencia ignoraba todo lo que ocurría, de modo que el jefe de Rafael Guardia era Adolfo “Chichi” Obarrio, secretario privado del expresidente Ricardo Martinelli.

“Cobraban entre 2 mil y 3 mil dólares la hora de vuelo en los helicópteros, lo que se repartían 50 y 50, ese era un negocio aparte”, destacó el testigo en Telemetro.

Agregó que la mayoría de las bolsas no llegaban al depósito del PAN, pues compañías hacían bolsas ficticias, pero si se cobraban.

El testigo manifestó que diputados del PRD recibieron beneficios y que puede haber sociedades con el dinero de Rafael Guardia, además el exdirector del PAN podría tener dinero en el extranjero.

Rafael Guardia se dedicaba a un negocio de chivas parranderas y vivía en San Antonio antes de estar en el PAN, concluyó el testigo.

Por su parte, el excontralor de la República Alvin Weeden, se refirió a las declaraciones del testigo sobre supuesta corrupción del Programa de Ayuda Nacional (PAN), destacó que no le tenían miedo a nada, desde el comienzo de Gobierno de Martinelli adquirieron las malas prácticas y las magnificaron.

“Es delicado lo que pasa en el país, hemos ido para atrás en la compra de votos directa”, adujo Weeden.