Temas Especiales

09 de May de 2021

Política

La historia de los Ruiz: El escándalo que embarra a dos países

La justicia colombiana investiga el papel que jugó Jaime Antonio Ruiz García de Paredes, padre de Pablo Ruiz Obregón.

La historia de los Ruiz: El escándalo que embarra a dos países
Edificio del PAN.

El colombiano Pablo Andrés Ruiz Obregón, naturalizado panameño, es implicado en la investigación que se le sigue al expresidente Ricardo Martinelli y a su hermano Mario Martinelli, por supuesta corrupción.

Ruiz Obregón creo una empresa contratista el 11 de agosto de 2009 a pocos días de que iniciara la administración Martinelli, con la que alcanzó el éxito.

“Hialing Corporation S.A.”, la empresa de Ruiz, es mencionada en varios de los expedientes que se lleva en el Ministerio Público, donde se investiga a diferentes funcionarios de la administración pasada.

Dicha empresa suministró desde arroz, comida navideña hasta mochilas escolares al Programa de Ayuda Nacional (PAN), suscrito al Ministerio de Educación, facturando un total de 22 millones de dólares entre el 2009 y el 2014.

Pero, lo que no esperaba el joven empresario es que el éxito fuera efímero y tuviera un alto costo, pues fue detenido el pasado lunes por la Fiscalía Segunda Anticorrupción, por los supuestos delitos de peculado, corrupción de servidores públicos y estafa.

La detención preventiva dictada por la fiscalía está relacionada con el suministro de 600 mil mochilas escolares por un costo de 12 millones de dólares, por este mismo caso se le investiga a la empresaria Poulett Morales y a la exministra de Educación Lucy Molinar.

Sin embargo, el verdadero objetivo de esta pesquisa es desvelar los posibles nexos de la empresa con el expresidente Martinelli y su hermano.

El pasado martes, Ruiz en colaboración con la justicia admitió que de la cuenta 002100000180 de un banco en Panamá, la empresa “Hialing” giró 19 cheques directos a las manos de Martinelli, de los cuales ya se ha comprobado que 4,2 millones fueron a parar a la Importadora Ricamar, la cual le pertenece al exmandatario.

Ruiz explicó que fue el pago de decenas de juguetes, bolsas de comida y otros productos que Hialing Corporation distribuía y que luego fueron repartidos por la entonces Primera Dama Marta Linares de Martinelli, además admitió pagos a Vados del Campo S.A., firma de la holding del expresidente y de su familia.

Y si bien podría ser una coincidencia que empresas de Martinelli fueran proveedoras de un contratista estatal, hay otro nexo que los enreda.

Pablo Ruiz en sus declaraciones manifestó que el hermano del expresidente, Mario Martinelli, era socio capitalista de Hialing y que recibió 1,9 millones de dólares de utilidades. De hecho, aseguró que el hermano del exmandatario y dos socios más –Roberto Brin y Roberto Luzcando–, le decían a qué precios debía cotizar. Incluso, se indaga denuncias según las cuales el precio de los productos duplicaban los costos, según lo informa el diario El Tiempo de Colombia.

Justicia colombiana tras los pasos de los Ruiz

Por su parte la justicia colombiana investiga el papel que jugó Jaime Antonio Ruiz García de Paredes, padre de Pablo Ruiz, quien migró a Panamá a finales de los 90 por supuestos problemas familiares.

Y es que Jaime Ruiz aparece vinculado a Calox Panameña S.A., otras de las empresas de Ricardo Martinelli, además figura como socio de Hialing Corporation y recibió dividendos por los negocios con el estado.

Sin embargo el rastro de los Ruiz en Colombia no es tan visible como en Panamá, pues sólo aparece en un par de firmas familiares y en otra, usada por Jaime Ruiz, que realizaba importaciones al istmo.

Se trata de Prectyco Ltda, dedicada al comercio de muebles de oficina al promover que era de él y de su socio Augusto Yamín, quien ahora vive en Estados Unidos.

En 2010, una influyente familia política de Montería compró el negocio, pero le dijeron a EL TIEMPO que no tuvieron nexos con Ruiz y que no saben del escándalo en Panamá. De hecho, en noviembre de 2013, cuando ya arrancaban las investigaciones, Jaime Ruiz y su esposa, Ana Lucía Obregón, estuvieron en un matrimonio en el Country Club de Barranquilla. Para aquel entonces crearon en Panamá la Florarte S.A., la misma con socios colombianos.

El abogado del empresario colombiano, Gustavo Pereira, calificó de excesiva su detención de su cliente ya que no presentaba peligro de fuga y anunció que apelará la medida.

Por su parte, su padre, Jaime Ruiz, aún no se ha manifestado ante el escándalo, por lo que se espera que en los próximos días la Fiscalía lo llame para que rinda indagatoria.