25 de Feb de 2020

Política

CNA se pronuncia ante las acusaciones del magistrado Harry Díaz

'Censurar la inactividad de la Comisión de Credenciales para tramitar  las diversas denuncias en contra de magistrados de la CSJ'

CNA se pronuncia ante las acusaciones del magistrado Harry Díaz
Sede del Colegio Nacional de Abogados (CNA).

El Colegio Nacional de Abogados (CNA) hizo un pronunciamiento, luego de las serias acusaciones que hizo el magistrado de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) Harry Díaz donde ataca a algunos de sus colegas y que deja en evidencia distintos actos de corrupción dentro de la entidad.

Crisis de la independencia judicial y el funcionamiento de la administración de Justicia considerando:

Primero: Que las graves declaraciones televisivas del magistrado Harry Díaz, hacen necesario plantear los diversos escenarios para encontrar una solución a los graves cuestionamientos que pesan sobre la administración de justicia.

Segundo: Que los señalamientos a las falta de independencia judicial, han sido un problema que a lo largo de la historia republicana no han encontrado una solución puntual y verdadera.

Tercero: Que el método de selección de los magistrados agrava los cuestionamientos al no existir criterios objetivos que acrediten que los seleccionados han sido valorados en su trayectoria, formación académica y experiencia profesional, como elementos únicos para su designación. Hay que recordar que históricamente ha prevalecido el nombramiento de amigos y allegados al gobierno de turno a los cargos de la Corte Suprema de Justicia.

Cuarto: Que la inactividad de la Comisión de Credenciales de la Asamblea Nacional, no favorece a disipar los cuestionamientos, al no admitir o rechazar las denuncias por orden cronológico, que se presentan en contra de magistrados de la Corte Suprema de Justicia.

Quinto: Que el comportamiento de los magistrados de la Corte no tiene controles reales ni efectivos en el actual sistema, no existiendo sanciones administrativas, disciplinarias ni de ninguna índole que permita al ciudadano hacer frente al actuar incorrecto de los máximos representantes de la justicia en nuestro país.

Sexto: Que la justicia panameña requiere una reforma integral a su estructura que permita salir del estancamiento en el que nos encontramos. La reforma Constitucional es el único camino para lograr estos cambios.

Séptimo: Que se requiere del Gobierno Nacional compromisos puntuales para una justicia verdaderamente independiente.

Octavo: Que las limitaciones presupuestarias han sido una forma histórica de limitar el funcionamiento de la administración de justicia y se requiere que de la misma forma que la independencia funcional de los magistrados la independencia presupuestaria de este importante Órgano del Estado panameño.

Noveno: Que existe la relatoría de las Naciones Unidas sobre Independencia Judicial y de los abogados que puede facilitar los diálogos en los Estados que internamente no han podido encontrar soluciones y que estas estén alejadas de todas las pasiones que genera este delicado problema.

Resuelve

Primero: Censurar la inactividad de la Comisión de Credenciales de la Asamblea Nacional para tramitar por orden cronológico las diversas denuncias que se han presentado en contra de magistrados de la CSJ.

Segundo: Recordar el importante papel de todos los integrantes de la CSJ frente a la actual crisis y que su comportamiento, compromiso y valentía con la transparencia y la rendición de cuentas contribuirán al planteamiento de soluciones de fondo que deben surgir del consenso de todos los sectores sociales del país.

Tercero: Censurar toda intervención del Órgano Ejecutivo como la descrita por el magistrado Harry Díaz en el actuar de los magistrados de la CSJ.

Cuarto: Solicitar al Gobierno Nacional realizar la invitación formal a la relatora de las Naciones Unidas sobre independencia judicial que contribuya a sentar las bases necesarias para salir de la profunda crisis en la que se encuentra la justicia panameña.

Quinto: Comunicar a la ciudadanía que el Colegio Nacional de Abogados seguirá vigilante para que los intereses económicos o políticos no puedan aprovecharse de la presente crisis para crear caminos sin retorno a un Estado de Derecho realmente estable.