Temas Especiales

30 de Oct de 2020

Política

El poder de 4,200 votos y el destino político del país

Llegó la hora de que las corrientes internas del PRD se enfrenten en las urnas y definan quiénes los guiarán a las elecciones generales

El poder de 4,200 votos y el destino político del país
La elección del Frente Femenino terminó a eso de las 7:30 de la noche.

Tras meses de pugna interna, llegó el día que empezará a marcar el destino del Partido Revolucionario Democrático. En cuestión de horas, 4,200 delegados al Congreso Nacional tendrán que definir cuál será el equipo que los dirigirá a las elecciones del 2019.

Como nunca antes, el otrora denominado ‘brazo político de los militares' se juega el todo por el todo. No hay lugar a puntos medios. A partir de este domingo o empiezan a marcar el camino de la recuperación sobre un piso sólido de la verdadera unidad o ellos mismos darán los martillazos definitivos sobre el último clavo para el ataúd de su sepultura.

Les tocará definir si la cacareada unidad sigue como palabra hueca en el discurso que todos pronuncian, pero nadie practica, o si la ambición por recuperar el trono de San Felipe en el Palacio de Las Garzas puede más.

El PRD nació en el gobierno, su membresía no está acostumbrada a estar en la oposición y cinco años más serían muy difíciles, alega el analista político Menalco Solís, quien a la distancia ha visto el nacimiento, crecimiento y desarrollo del partido que inspiró Omar Torrijos. La incógnita está en si también lo verá desaparecer.

Aunque son muchas las corrientes internas, hay dos que están en pugna clara. Una la encabeza el veterano político y expresidente de la República Ernesto Pérez Balladares, a quien ya le tocó recuperar al PRD del borde del abismo, después de la invasión de Estados Unidos a Panamá, misión que logró en combinación con Gerardo González, padre de su adversario de hoy, Pedro Miguel González.

Por estrategia política, ‘El Toro' Pérez Balladares se ha aliado con el cuasi invencible Benicio

PRD

Rodríguez, presidenta del Frente Femenino

La diputada Zulay Rodríguez fue electa con el 61% (288 votos) para el cargo de presidenta del Frente Femenino del Partido Revolucionario Democrático. Aura Mora obtuvo el 25% de los votos de las 471 delegadas que ejercieron el sufragio. De esta manera, las mujeres del colectivo político renuevan la directiva del Frente Femenino en unas elecciones caracterizada por el atraso.

La elección estaba prevista para iniciarse a las 4:00 de la tarde; sin embargo, empezó casi una hora después y los resultados se conocieron a eso de la 9:00 p.m.

Hoy el turno es para la juventud del partido de Omar Torrijos, cuando se elija la nueva dirigencia del Frente de la Juventud. El acto está convocado para iniciar a las 8:00 a.m. Mañana domingo será el día decisivo para el colectivo político, cuando los 4,200 delegados, elegidos el 31 de julio pasado, definan la nueva directiva del CEN, el máximo organismo del PRD.

Robinson, que desde la provincia de Bocas del Toro ha expandido sus tentáculos a la Asamblea Nacional, organismos deportivos y todas las estructuras del partido más grande que ha existido en la historia política panameña.

La otra corriente la lidera Pedro Miguel González, quien comanda un grupo de diputados disidentes de la línea oficial del PRD que ha hecho de la Asamblea Nacional su cuartel y desde allí ha diseñado su estrategia. En el trayecto, se ha aliado con las fuerzas oficialistas del Partido Panameñista. Le acompaña Camilo Alleyne, uno de los mejores médicos de la región en la especialidad de fertilización in vitro que desde el gobierno de Martín Torrijos, en el que fue ministro de Salud, ha dado algunos pasos en política y hoy aspira a destronar a Robinson.

Ambos grupos se acusan de haber exacerbado el clientelismo político a su máxima expresión, para lo cual han utilizado fondos de la Asamblea Nacional, a través de contratos ‘vacíos' (cobrar sin trabajar) y de recursos provenientes del gobierno de Juan Carlos Varela.

Ya Pérez Balladares solicitó al contralor Federico Humbert que investigue los contratos del Órgano Legislativo. En el caso de Robinson, además se le acusa de mantener los lazos que cimentó durante el pasado gobierno con Ricardo Martinelli.

A pesar de que sobre Robinson, su compañero de fórmula, pesan acusaciones de haber permitido que Martinelli penetrara en el PRD, Pérez Balladares mantiene un discurso radical y, al igual que Alleyne, advierte que la única manera de que se logre la unidad del PRD y se trace el camino hacia el triunfo electoral de 2019 sería erradicando cualquier indicio, sospecha o posibilidad de algún lazo, ya fuera con Martinelli o con Juan Carlos Varela.

Gerardo Solís, presidente del congreso perredista, coincide en que Varela tiene sus manos en el PRD y lo acusa de ser el gran causante de la división de las fuerzas perredistas.

El resultado del Congreso Nacional está ya a la vuelta de la esquina y es muy probable que el nuevo Comité Ejecutivo Nacional (CEN) quede conformado de una manera mixta, con integrantes de ambas corrientes, después del conocido fracaso con la elección del anterior CEN, que quedó integrado en su totalidad por representantes de la ‘Ola Azul', la corriente que entonces lideró Juan Carlos Navarro y llevó al PRD a su peor fracaso en las urnas, al quedar en tercer lugar en las últimas elecciones nacionales.