Temas Especiales

28 de Jan de 2021

Política

Contratos directos por $1.3 millones en la Superintendencia de Seguros

La Superintendencia de Seguros y Reaseguros de Panamá firmó una serie de contratos directos que la colocan en una misma posición

La utilización de la figura contratación directa, modalidad de selección altamente cuestionada en el pasado gobierno, ha vuelto a la vida y, con ella, los señalamientos contra su uso.

La Caja de Seguro Social es una las instituciones que recientemente quedó expuesta, luego de sendas contrataciones directas que generaron incomodidad en la ciudadanía. Hoy, otra entidad se encuentra bajo este escrutinio.

La Superintendencia de Seguros y Reaseguros de Panamá firmó una serie de contratos directos que la colocan en una misma posición.

EVENTOS PREVIOS

En abril pasado, se entabló una demanda ante la Sala Tercera de lo Contencioso Administrativo de la Corte Suprema de Justicia, contra José Joaquín Riesen Alvarado, superintendente de Seguros y Reaseguros de Panamá, por la firma de un memorando de entendimiento con la Superintendencia Financiera de Colombia, sobre el intercambio de información mutua.

La demanda promovida por la abogada Tania V. Troyano sostiene que el acuerdo suscrito por el superintendente viola normas establecidas en el ordenamiento jurídico nacional, ‘extralimitándose en sus funciones'.

LA NUEVA DENUNCIA

Ahora, la actuación del funcionario vuelve a ser cuestionada, esta vez por los contratos directos suscritos durante su gestión entre febrero del año pasado y noviembre de 2016.

En este período, el superintendente Riesen Alvarado ha realizado un total de 23 contrataciones directas, por un monto de $1.3 millones.

Algunos de estos contratos directos van desde el arrendamiento de un nuevo local para sus oficinas, por un monto de $1.2 millones, hasta el servicio de desarrollo de una aplicación informática para el Informe Único de Aseguradoras, por un monto superior a los $28 mil.

‘EL ABUSO DE LA CONTRATACIÓN DIRECTA MELLA LA CONFIANZA DE LOS CIUDADANOS EN LA GESTIÓN PÚBLICA',

ALFONSO FRAGUELA

ABOGADO

También figura el contrato 2016_3_11_0_08_CD_000612, por $4, 540 para el pago de una ‘maestría en Finanzas Corporativas y Riesgos', en favor del Juez Ejecutor de la Superintendencia.

REACCIONES

Para el abogado y experto en derecho administrativo Ernesto Cedeño Alvarado, se ha demostrado que se abusa de la figura de contratación directa ‘cuando la misma exige que se haga por situaciones de urgencia social', y no ‘por cualquier cosa que se quiera' o disponga el funcionario.

A su juicio, este tipo de actuaciones ‘afecta la transparencia de los actos públicos, pues con la contratación libre y directa se adjudica a un solo proveedor, dejando una clara sensación de favoritismo hacia alguien en particular'.

Destaca, además, que ‘la falta de conocimiento de la normativa puede dar al traste con las compras del Estado, algo que no le conviene al país'.

Otro jurista consultado, Alfonso Fraguela, sostiene que debe protegerse la transparencia de la gestión pública, evitando que los funcionarios realicen contrataciones directas sin apego a la ley.

‘El abuso de la contratación directa mella la confianza de los ciudadanos en la gestión pública; considero que sino se trata de un caso urgente, y de alto interés social, no deben permitirse los contratos directos, más cuando aparentan ir dirigidos a contratistas específicos, sin una competencia para lograr acuerdos económicamente más convenientes para el Estado', apuntó Fraguela.

Al respecto, el superintendente José Riesen Alvarado se disculpó en una primera llamada este miércoles, por ‘no poder atender' a La Estrella de Panamá debido a que se encontraba ‘en una reunión importante'.

Sugirió una llamada dos horas después, la cual tampoco atendió.