26 de Feb de 2020

Política

Varela debe sustituir a dos magistrados de la Corte Suprema

El mandato de Jerónimo Mejía y de Oydén Ortega concluye antes de que termine el año en curso

Varela debe sustituir a dos magistrados de la Corte Suprema
Los magistrados Mejía (i) y Ortega fueron designados por Martín Torrijos en 2007.

En enero de 2018, la Corte Suprema de Justicia tendrá dos nuevos magistrados, los cuales deberán ser designados por el presidente de la República, Juan Carlos Varela, y ratificados por el voto mínimo de 36 diputados de la Asamblea Nacional.

Los magistrados Jerónimo Mejía y Oydén Ortega cumplen su periodo constitucional en la Corte el próximo 31 de diciembre, por lo que hay que empezar el proceso para escoger a sus remplazos.

Tanto Mejía como Ortega fueron nombrados en 2007 por el entonces presidente Martín Torrijos para un periodo de diez años.

Los nombres de los dos nuevos magistrados se deberán conocer antes de noviembre, porque la Asamblea concluye su periodo de sesiones ordinarias el 31 de octubre y no regresa hasta el 2 de enero de 2018.

PROCESO DE DESIGNACIÓN

La Constitución Política establece que son nueve magistrados

El presidente de la República nombrará a los dos magistrados de la Corte Suprema de Justicia.

La Asamblea Nacional deberá aprobar o rechazar la designación realizada por el presidente.

Ya el presidente Varela designó como magistrados a Ángela Russo y a Cecilio Cedalise, y también debe designar al reemplazo de Alejandro Moncada Luna, quien fue condenado a cinco años de prisión luego de un proceso judicial en su contra que le hizo la Asamblea Nacional.

MAYORÍA EN LA CORTE

Al finalizar su mandato, en 2019, el presidente Varela habrá designado a cinco magistrados de la Corte. Será el único presidente que tendrá esa posibilidad, pues la Constitución, en su artículo 203, establece que las designaciones serán cada dos años, de manera que se evite que un solo mandatario designe a la mayoría de los integrantes de la Corte Suprema, que está conformada por nueve magistrados.

El presidente del Colegio Nacional de Abogados, Juan Carlos Araúz, considera que lo primero que debe hacer el presidente Varela es designar a los ‘pendientes'.

El abogado se refiere al reemplazo de Moncada Luna y los suplentes de Ángela Russo y Cecilio Cedalise, quienes fueron nombrados en 2016 y no tienen suplentes.

‘Sería indiferente que un solo presidente designe a la totalidad de los magistrados si los perfiles de los individuos impediría adscribirlo a ser un brazo del Ejecutivo, es allí en donde la justicia sufre un trastorno', sostiene Araúz.

A lo largo de la historia, las actuaciones de los magistrados de la Corte se ha debilitado. En el criterio de Araúz, porque ‘sus razonamientos corresponden a una petición política y no judicial'.

Carlos Lee, de la Alianza Ciudadana Pro Justicia, reitera que en el Pacto de Estado por la Justicia hay mecanismos de autorregulación para que el proceso de designación de las vacantes en el Judicial vaya a consulta con la población. ‘Esto no se ha respetado', reclama el abogado.

El Pacto de Estado por la Justicia se firmó entre la sociedad civil y la clase política tras reuniones que se generaron por las declaraciones del magistrado Adán Arnulfo Arjona, quien acusó a sus colegas de vender fallos y actuaciones políticas.

El abogado Lee espera que la consulta para la designación de los dos magistrados sea abierta a la ciudadanía y con eso se busca que el Judicial logre independencia para que los funcionarios que administren justicia generen confianza al país. Se debe dejar claro que actúan de acuerdo a las leyes y solo obedecen a la Constitución, y que no existen intereses político-partidistas.

Recomienda Lee que el presidente Varela sea comedido en la designación y que la participación de la sociedad civil sirva para que los nombramientos sean verdaderamente independientes y alejados del poder político.

Araúz sostiene que debe haber una reestructuración. ‘La justicia siempre va a tener gravitando sobre su órbita el señalamiento de que lo político está por encima de los jurídico', destaca Araúz, quien además recomienda al Ejecutivo reflexionar sobre su legado en materia de justicia, porque se necesita una transformación total.