Temas Especiales

03 de Mar de 2021

Política

Gobierno deportará a todo extranjero que ingrese ilegalmente

El presidente Varela le había dado un plazo de un mes a la Pastoral Social Cáritas para que desocupar el albergue de Ancón.

Gobierno deportará a todo extranjero que ingrese ilegalmente
La Pastoral Social Cáritas habilitó este albergue, en Ancón, para ofrecerle ayuda humanitaria a los cubanos.

El Ministerio de Seguridad informó, a través de un comunicado, que los migrantes cubanos que ingresen al territorio nacional de forma irregular a partir de la fecha, serán deportados o devueltos al país del cual provienen.

La medida se anuncia al mismo tiempo que el Gobierno en conjunto con las autoridades de la Iglesia católica decidieron trasladar a Gualaca, provincia de Chiriquí, los casi 300 cubanos que se mantienen desde hace meses en un albergue temporal de la Pastoral Social Cáritas, en Ancón, distrito capital.

El presidente de la República, Juan Carlos Varela se reunió, este martes, con el cardenal José Luis Lacunza, presidente del Departamento de Pastoral Social de la Conferencia Episcopal Panameña y el arzobispo de Panamá, Monseñor José Domingo Ulloa, para abordar el tema de los migrantes irregulares cubanos que actualmente se encuentran hacinados en las instalaciones Cáritas Panamá. ‘Como resultado de la reunión, se coincidió en la necesidad de trasladar a los migrantes cubanos a un albergue que reúna mejores condiciones', señala el comunicado del Ministerio de Seguridad.

‘Las autoridades eclesiásticas y gubernamentales han coincidido en trasladar a los migrantes cubanos a un albergue con mejores condiciones, hasta que se resuelva su situación migratoria', señala un comunicado de la Conferencia Episcopal de Panamá.

El Ministerio de Seguridad coordinará el traslado de los cubanos hacia el albergue en los Planes, Gualaca, Chiriquí.

El traslado solo será aplicado de ‘manera excepcional' a los migrantes cubanos que quedaron en el país a partir del cambio de política migratoria en Estados de Unidos, señala el comunicado del Ministerio de Seguridad.

Hace referencia a la eliminación de la ley que establecía un régimen migratoria especial a los cubanos que lograban ingresar a territorio de Estados Unidos, conocida como ‘pies seco, pies mojado'.

El presidente Varela le había dado un plazo de un mes a la Pastoral Social Cáritas para que desocupar el albergue de Ancón.

Algunos cubanos tienen hasta siete meses de estar en el albergue temporal de Ancón. Otro grupo de cubanos, 72 en total, que se encontraba en Lajas Blanca, Darién, también trasladado a la provincia de Chiriquí la semana pasada.

El traslado de los cubanos se empezará a realizar desde la próxima semana, informó Víctor Berrío, secretario ejecutivo de Cáritas

ALBERGUE Y NEGOCIACIÓN

Los cubanos ingresan al país cruzando la selva del Darién

Unos 300 isleños están en el alberque temporal que habilitó Cáritas en Ancón, distrito capital.

Unos 20 caribeños han aceptado regresar de manera voluntaria a Cuba y el resto ir a otro país.

Berrio dijo que se terminará de acondicionar el albergue para que los cubanos cuenten con camas, comedor y otros espacios para que estén más cómodos.

Mientras tanto, informó, se mantendrá una mesa de diálogo para analizar la situación de los caribeños. Inisistió en que no se harán más deportaciones a los que ya se encuentran en el país.

Berrío dijo que de los casi 300 migrantes que se encuentran en Ancón, unos veinte han aceptado el retorno voluntario a Cuba, otros que quieren ir a un tercer país y un grupo que ha manifestado su intención de quedarse en Panamá.

El diácono informó que también se negoció con las autoridades gubernamentales la liberación de los más de 30, entre mujeres y hombres, que se encuentran en los centros de detención del Servicio Nacional de Migración.

‘Estamos esperando la confirmación de su liberación para que sean trasladado a Gualaca', dijo Berrio.

No tiene, recalcó, ningún sentido deportar a esas personas, cuando ya se ha llegado a un acuerdo con el Gobierno.