La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Política

Méndez: ‘soy culpable y estoy arrepentido'

El juicio por el asesinato de 5 jóvenes se inició ayer en el Segundo Tribunal. Alcibiades Méndez se declaró culpable de homicidio, secuestro

Alcibiades Méndez compareció a la audiencia bajo medidas de seguridad.

Seis años después, el asesinato de cinco jóvenes chorreranos llega a juicio. Con dos horas de atraso, pasadas las 11 de la mañana se inició ayer la audiencia por los homicidios ocurridos entre 2010 y 2011, en La Chorrera.

Al Segundo Tribunal de Justicia se presentaron nueve de los diez implicados en estos asesinatos que conmocionaron no solo a la comunidad china a la que pertenecán los jóvenes, sino a todo el país por la manera violenta en que ocurrieron los hechos.

Alcibiades Méndez, uno de los dos principales acusados, se declaró culpable y ‘profundamente arrepentido' de los delitos de homicidio, secuestro y blanqueo de capitales en perjuicio de los cinco panameños .

‘Yo espero y confío en Dios que este Méndez hable y cuente toda la verdad',

JUDITH CHEN DE LEE

MADRE DE GEORGINA LEE

El resto de los imputados presentes (ocho ) se declararon inocentes de todos los cargos (tres en total para cada uno). Entre ellos figuraban Roberto Mariscal Rodríguez, Keyla Bendibú, Kenny Bendibú, Mario Vega, Magalys e Indira Torres, Félix M. Del Rosario e Inés Madeline Chavarría Torres.

Las víctimas de este hecho brutal de secuestro y asesinato fueron Yessenia Argelis Loo, Yong Lian Wu, Samy Zeng Chen, Georgina Del Carmen Lee y Mauricio Liu Wong. Registrada su desaparición en distintas fechas con ánimo de pedir rescate, el 14 de septiembre de 2011, se supo que habían sido asesinados y sepultados en una residencia en El Trapichito, en La Chorrera.

Méndez fue quien condujo a las autoridades hasta el lugar donde se encontraban los cinco cadáveres, debajo del piso de la casa que había alquilado en un barrio chorrerano.

En total, según las declaraciones de Méndez, cobraron $243 mil por los secuestros.

Méndez y Ventura Ceballos, ambos de ascendencia dominicana, se conocían porque tenían negocios de celulares y porque sus locales estaban ubicados en una zona peatonal de La Chorrera, donde además se relacionaban con prósperos comerciantes asiáticos, a cuyos hijos posteriormente secuestraron y asesinaron.

Ceballos, el principal implicado en el asesinato de los jóvenes, no estuvo presente en la audiencia porque se fugó el 28 de diciembre de 2016 del Centro Penitenciario La Joyita, donde se mantenía recluido en el pabellón 7, de máxima seguridad. La Policía Nacional ofrece una recompensa de $50 mil por su captura.

Ventura Ceballos, quien también se hacía llamar Ángel Betancourth, ya había evadido la justicia panameña huyendo a República Dominicana, cuando se le vinculó con estos crímenes. Posteriormente, fue capturado dentro de un tanque de 55 galones, donde se escondía y fue extraditado a Panamá para enfrentar a la justicia.

HORARIO

En ese momento, la Policía Nacional determinó que se había sometido a una cirugía de dedos para borrar sus huellas dactilares. Desde su última fuga no se ha vuelto a saber más nada de él.

La audiencia que se inició ayer y continúa hoy fue presidida por un tribunal colegiado compuesto por María Luisa Vigil (presidenta), Marlene Morales y Giorgina Tuñón. El Ministerio Público estuvo representado por el fiscal Julio Villarreal.