La Estrella de Panamá
Panamá,25º

13 de Oct de 2019

Política

Afectados del bus 8B-06 insistirán en indemnización

Los afectados y familiares de las víctimas han decidido utilizar la vía de la Asamblea Nacional, a través de un anteproyecto de ley.

Lidia Atencio y Luis Contreras, afectados del bus, y el abogado Víctor Martínez presentarán la iniciativa.

Los afectados y familiares de las víctimas del incendio del bus 8B-06 no cesan en su lucha para lograr que el Estado los indemnice por los daños.

En esta ocasión han decidido utilizar la vía de la Asamblea Nacional para lograr este objetivo, a través de un anteproyecto de ley.

Este lunes, el abogado Víctor Martínez informó que a más tardar el miércoles de la próxima semana estará presentado la propuesta en la Oficina de Iniciativa Ciudadana de la Asamblea Nacional.

Martínez dijo que varios diputados han manifestado su interés en impulsar el proyecto.

La iniciativa surge luego de que en diversos fallos la Corte Suprema de Justicia ha negado la responsabilidad del Estado por el incendio del bus, ocurrido el 23 de octubre de 2006 y que dejó 18 personas muertas y otras con graves lesiones por las quemaduras.

Martínez recordó que el primer fallo de la Corte en el que se exime de responsabilidad al Estado, y por ende le niega el pago de indemnización a los afectados, tuvo como magistrado ponente a Alejandro Moncada Luna en abril de 2010.

El fallo fue en repuesta a una demanda por $10 millones que reclamaban los familiares de una de las víctimas.

Martínez dijo que se han presentado varias demandas, pero todas han sido resueltas en contra de los afectados o familiares de las víctimas. Ahora, buscan que el Estado reconozca su responsabilidad y los indemnice, mediante una ley de la República que deberá ser aprobada en la Asamblea Nacional y sancionada por el Ejecutivo.

El abogado dijo que varios diputados se han puesto en contacto con los afectados para intentar impulsar el documento y una de las fórmulas que se plantea es similar a la que se hizo con las víctimas y afectados por el envenenamiento masivo con dietilenglicol en la Caja de Seguro Social.