Temas Especiales

14 de Jul de 2020

Política

Contralor confirma uso irregular de las partidas circuitales

Entre los hallazgos de la Contraloría, se encuentra el uso de más de $20 millones sin ninguna documentación que lo sustente y otros $50 millones de transacciones sin la factura fiscal que exige la ley

En total son $247.5 millones que manejaron las juntas comunales y municipios de las partidas circuitales de los diputados durante el pasado quinquenio. Sin embargo, los fondos totales auditados por la Contraloría fueron por la suma de $319.1 millones.

Parte de los resultados los dio a conocer este martes el contralor Federico Humbert, quien se mostraba perplejo cuando mostraba los detalles de las auditorías que fueron en total 186 entre juntas comunales y municipios.

‘En algunos casos se encontraron facturas con fecha de presentación anterior a la fecha de impresión de la factura consignada en el mismo documento', dijo el contralor Humbert. Además, fueron manejados sin control alguno de la Contraloría General de la República.

Los fondos eran asignados a los diputados por el Ministerio de Economía y Finanzas y luego consignados en la junta comunal o municipio de la elección del ‘padre de la patria' a los cuales el MEF identificaba con un código alfanumérico para preservar su identidad.

Los diputados que más recibieron fueron los del oficialista Cambio Democrático. Entre los 34 diputados del entonces partido oficialista se manejaron $158.8 millones durante el pasado gobierno, encabezado por Ricardo Martinelli, detenido en Miami, Estados Unidos, en espera de que se concluya un proceso de extradición a Panamá.

En la lista siguen los siete diputados del partido Molirena, que manejaron $36.2 millones; los 18 del Partido Revolucionario Democrático, con $34.7 millones, mientras que los 10 diputados del Partido Panameñista manejaron $17.1 millones y el único del Partido Popular recibió $492,000.

‘Todos los diputados, sin distingo de partidos políticos, movieron dinero a través de las juntas comunales; por ende, todos los diputados que se sientan en la Asamblea Nacional hoy como diputados reelectos manejaron fondos con las juntas comunales y municipios', dijo Humbert.

Así como hubo diputados y juntas comunales que manejaron estos fondos de manera correcta, lastimosamente otros encontraron, a través de esta metodología, una nueva forma de manejar irregularmente los fondos del Estado.

El contralor indicó que también se realizó una ‘auditoría paralela' para una empresa que manejó casi $9 millones para supuesta compra de implementos deportivos y otros $6 millones para reparaciones y mantenimiento.

‘Después de estas auditorías nos quedan amplias dudas de que el dinero haya llegado a las labores solicitadas', indicó Humbert.

A cada representante y alcalde se le ofreció la oportunidad de hacer sus descargos y ‘contar parte de su historia'.

Otros hallazgos de la Contraloría revelan el uso de más de $20 millones sin ninguna documentación que lo sustentara y $50 millones de transacciones sin la factura fiscal que exige la ley.

Además, facturas falsas y documentos alterados. También hay empresas que recibían de seis a ocho cheques de $15,000 cada día, lo que significa ‘una clara división de materia , eso es punible'.

‘Encontramos tantas cosas que dejan mucho que decir de la forma como trabaja un funcionario honesto e íntegro', recalcó Humbert.

Las auditorías, contenidas en 220 cajas, fueron entregadas a la Procuraduría de la Nación en horas de la mañana de este martes. En carretillas, las cajas enumeradas y con el nombre de la junta comunal o municipio eran introducidas a la Procuraduría, mientras el contralor Humbert sostenía una reunión con la procuradora, Kenia Porcell. La Procuraduría indicó, mediante un comunicado, que procederá a la evaluación de los documentos.

Las auditorías se iniciaron en 2014 y para el abogado Ernesto Cedeño causa ‘mucha suspicacia' que después de tanto tiempo se entreguen en estos momentos, cuando existe una pugna entre el Ejecutivo y la Asamblea Nacional por la designación de dos magistrados a la Corte Suprema de Justicia.

‘La presentación que hemos hecho más clara no puede ser de que aquí no se ha trabajado con ninguna bandería política. Lo que hay es movimiento de dinero que realizaron diputados allegados al Gobierno', se defendió Humbert.