Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Política

'Se necesita fortalecer el control en el origen de los fondos privados en la campaña política'

Este jueves 16 de enero se establece la Comisión de Reformas Electorales para actualizar la norma que regirá en las elecciones del 2024. El magistrado del TE habla de las lecciones aprendidas.

Este 16 de enero se instala la Comisión Nacional de Reformas Electorales, como ocurre cada cinco años tras las elecciones generales. Esta vez habrá un representante de los electos por la libre postulación y mesas de trabajo para la participación ciudadana. Alfredo Juncá, magistrado del Tribunal Electoral, hace un mea culpa del proceso de recolección de firmas para los candidatos por la libre postulación y habla sobre las lecciones aprendidas, el financiamiento de las campañas, el impacto de las redes sociales en el proceso, entre otros temas.

Alfredo Juncá, magistrado del Tribunal ElectoralErick Marciscano | La Estrella de Panamá

¿Qué se perfila para las próximas reformas electorales?

Para estas reformas pretendemos hacer una revisión amplia y coordinada como no se ha hecho antes. En las reformas pasadas, se trataron muchos temas de manera aislada, esta vez queremos verlo integralmente. Vamos a instalar mesas de trabajo para que los ciudadanos participen, va a haber una página web dedicada a las reformas, usaremos las redes sociales.

¿Cuáles serían las tres lecciones más importantes que aprendieron en las últimas elecciones?

La primera es sobre las firmas para la libre postulación. Un aspirante no puede pasar nunca más por el tamiz de recoger firmas en libros para llegar a ser candidatos. El desorden y que luego el Tribunal Electoral tuvo que revisar... al final termina el Tribunal viéndose como el culpable de que eso suceda. Ya el Tribunal Electoral tiene la tecnología para verificarlas por biometría y va a invertir para que en vez de ir a recoger firmas se vaya directamente a verificar biométrica en línea. Esto fue lo que más daño le hizo a la credibilidad del Tribunal Electoral. La segunda lección fueron los tiempos electorales. Nos resulta irracional que, faltando una semana para las elecciones, haya candidatos que no tengan certeza de si pueden o no correr para una elección. Los candidatos deben estar en firme con la debida antelación. La tercera es que al restringir la propaganda electoral, vimos una ciudad más limpia visualmente y con el Pacto Ético Electoral, los ciudadanos se autorregularon para no compartir información falsa o desinformación.

“Hay que sincerarse un poquito. Mi opinión personal es que mientras menos dinero por debajo de la mesa pase, tanto mejor. Si aplico controles férreos solo porque el papel lo dice, no se cumple. Tengo que acompañarlo de la tecnología y del capital humano necesario”.

Sobre las donaciones, ¿qué van a proponer?

El Tribunal Electoral es un ente facilitador en el proceso, pero primero hay que escuchar. Los controles al financiamiento político, tenemos que ser realistas... Hay que sincerarse un poquito. Mi opinión personal es que mientras menos dinero por debajo de la mesa pase, tanto mejor. Si aplico controles férreos solo porque el papel lo dice, no se cumple. Tengo que acompañarlo de la tecnología y del capital humano necesario para hacerlo cumplir y para eso se requiere un compromiso nacional con entes de fiscalización financiera, para saber realmente a cuánto asciende el financiamiento político privado. En un principio pensamos que debía ser enteramente público, pero la democracia cuesta y los procesos electorales también. Dejarle este peso 100% al Estado es un tema que deben juzgar los economistas del gobierno, si se puede o no se puede hacer. ¿Qué es lo que no queremos? Dinero debajo de la mesa, financiamiento de actividades ilícitas, blanqueo de capitales y mucho menos que la mano criminal entre en las campañas políticas.

¿Pondrán topes al financiamiento privado?

Todavía ni siquiera hemos terminado de determinar si los topes son lo que compete. Si cierro cada vez más los controles, ¿a quién le estoy imponiendo esos controles, al candidato que tiene mucho dinero o al que tiene poco? La idea es que el tope sea el justo para llevar adelante campañas más económicas, pero con igualdad de condiciones. Hay que hacer corridas con los números de inversión para ver si se requiere el aumento o disminución en el tope en algunas circunscripciones, pero hay que hacerlo con datos.

¿Cuánto se gastó en la última campaña?

Lo declarado por muchos candidatos resultó menos de lo que esperábamos en la inversión de propaganda electoral, pero ahora tenemos que cotejar esto con la realidad física. El hecho de que hayan declarado una cantidad no significa que fue realmente lo que invirtieron. Son 900 puestos de elección popular y la fiscalización económica no es sencilla. Hay que encontrar la fórmula para detectar a los candidatos que invirtieron más de lo que declararon. Si nos comparamos con la región, ¿las campañas políticas en Panamá son caras? Con anterioridad, con los montos que manejábamos, eran campañas caras, pero en la región tenemos campañas mucho más caras que las que hay en Panamá.

¿En qué países, por ejemplo?

No quisiera mencionarte un país en específico para no equivocarme, pero a nivel internacional, las campañas políticas tienen un sitial importante en la economía. En Panamá, ahora con el tope, se restringió muchísimo.

Los incidentes en el conteo de los votos, la confección de actas en las pasadas elecciones, ¿qué van a hacer para que no vuelva a pasar?

Hubo dos incidentes. Uno que tuvo que ver con la llegada de las actas de las áreas de difícil acceso. Por respeto se debía esperar a que esas actas llegaran para contabilizar esos votos, porque todos los votos valen igual. Eso lo decide la Junta Nacional de Escrutinio. El otro incidente que se dio fue de irregularidades en el conteo de votos y en la confección de las actas en diferentes mesas. Eso solo evidencia que somos humanos, empleamos cerca de 70 mil personas, puede haber error humano y/o mala intención. Lo importante es que el sistema los detectó porque hay controles y procedimientos y al final el Tribunal Electoral va a revisar todo.

¿Ya se resolvieron todas las impugnaciones del proceso pasado?

Sí, el 100%. Nos propusimos que nunca más ocurra lo que ocurrió en el proceso electoral anterior, que iniciaron con múltiples impugnaciones que hicieron que iniciara una asamblea incompleta.

¿Cuántas impugnaciones hubo?

A nivel de magistrados, si acaso una docena para el cargo de diputados, porque el grueso de las imputaciones las resolvieron jueces electorales respetando el principio de doble instancia.

¿Cómo ven la participación de independientes en la próximas elecciones?

Me gusta hablar de candidatos por la libre postulación. Está abierta para el que milita en partidos políticos y para el que no. Tenemos que evitar esos discursos separatistas en un país donde todos somos panameños. No hay ciudadanos de dos clases. Hay ciudadanos que tienen distintos métodos para participar: partidos grandes, partidos pequeños o vía libre. Lo que se requiere es equiparar un poco la carga entre los candidatos. Los números no son concluyentes.

Sobre la penetración de dinero de narcotráfico en la política, ¿cómo va a hacer el Tribunal Electoral para quitar o aminorar esa mancha que cubre las elecciones en Panamá? ¿Tiene el Tribunal Electoral el músculo para controlar eso?

Necesitamos más controles y tecnología. Ese binomio que nos llevará a determinar la procedencia del financiamiento político privado. Es la primera elección en donde lo logramos con la dirección de fiscalización del financiamiento político, donde hay contadores, banqueros, etc. No es perfecta, pero es perfectible. Lo que no queremos es que el exceso de controles entorpezca la participación de ciudadanos en los procesos electorales. Por eso tenemos que buscar la manera de saber de dónde vienen los fondos y que haya mayor equidad, sin ponerle el pie encima a los más pequeños so pretexto de que hay que controlar a los más grandes.

¿Pedirían declaración de bienes a todos los candidatos?

Depende. Eso es un tema de la Comisión, y espero que los medios de comunicación aporten también.