06 de Dic de 2021

Política

Consultores y politólogos tildan como 'una farsa' elecciones en Nicaragua que mantienen en el poder a Daniel Ortega

El régimen de Ortega mantiene encarcelados a más de un centenar de opositores, mientras que otros miles de personas y dirigentes están en el exilio

Ortega
Ortega, que culminaba su periodo en el 2022, logrará mantenerse en el poder por cinco años más, junto a su esposa Rosario Murillo.EFE

Consultores y politólogos locales cuestionaron el proceso electoral realizado este domingo en Nicaragua, el cual aseguran, busca perpetuar en el poder al presidente nicaragüense, Daniel Ortega.

Para el consultor político, Diego Duclías, en este proceso electoral nicaragüense, el fraude se materializó desde diciembre del 2020 con la aprobación de la llamada "Ley Soberanía", que tenía como objetivo justificar la persecución y detención de los principales opositores al régimen.

 "Opositores denunciaron desde entonces y la comunidad internacional hizo caso omiso; es una farsa", afirmó.

Según Duclías, esta iniciativa que buscaba según el régimen defender los derechos del pueblo a la independencia, la soberanía y la autodeterminación para la paz, "fue utilizada para perseguir, detener y violentar los derechos humanos de precandidatos, líderes políticos y de sociedad civil que hoy suman más de 159 presos políticos, sin contar los que se mantienen en el exilio"

En esta elección también se elegirán 90 diputados de la Asamblea Nacional y 20 diputados al Parlamento Centroamericano (Parlacen).

Por su parte, el politólogo, Harry Brown Araúz, señaló en su cuenta de red social twitter, que el régimen de Daniel Ortega es la gran vergüenza del istmo centroamericano. “Los demócratas de la región, principalmente nuestros gobernantes, no deberíamos dormir hasta resolver ese problema”, sentenció.

Con todos los precandidatos presidenciales de oposición presos y en medio de denuncias de líderes políticos de la región, que han denominado al proceso electoral nicaragüense una “farsa electoral”, Ortega, aseguró su reelección por cuarto periodo consecutivo.

Sus principales rivales políticos se encuentran encarcelados: el politólogo y académico Félix Maradiaga, el economista Juan Sebastián Chamorro, el exembajador en Washington Arturo Cruz; los periodistas Cristiana Chamorro (hija de la expresidenta, Violeta Barrios) y Miguel Mora, así como el líder campesino Medardo Mairena; y el aspirante de derecha Noel Vidaurre.

Adicional a ello, el régimen de Ortega también mantiene encarcelados a más de un centenar de opositores, mientras que otros miles de personas y dirigentes los ha sometidos al exilio.

Ortega, que culminaba su periodo en el 2022, logrará mantenerse en el poder por cinco años más, junto a su esposa Rosario Murillo, a quién él mismo proclamó como “copresidenta”, en unas elecciones que para algunos expertos es solo una fachada para la reelección.