Temas Especiales

19 de Jan de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Mes de la Biblia

Una de las mayores interpretaciones que el ser humano le hizo a la historia fue el pleno conocimiento de las Sagradas Escrituras, cuando...

Una de las mayores interpretaciones que el ser humano le hizo a la historia fue el pleno conocimiento de las Sagradas Escrituras, cuando no existía orden en el viejo mundo material.

Sin embargo, su mayor actor intelectual, Moisés el autor inspirado, causó el mayor dominio del conocimiento humano, a través de toda la humanidad. Fueron muchos pasajes que la humanidad vivió hasta la llegada del nacimiento de Jesucristo, y sus tres años de predicación.

Actualmente, sus mayores elogios se pueden dictaminar después del nacimiento de Jesús y su muerte y la resurrección, hechos que marcaron aspectos trascendentales en la vida de los primeros cristianos en el mundo civilizado, bajo el dominio del Imperio Romano. Pero no se debe olvidar, que la verdadera efervescencia de este libro se concentra en los escritos que realizaron los cuatros evangelistas, Mateo, Marcos, Lucas y Juan, aunado a los sabios conocimientos que enfatizó y promulgó el verdadero significado de la palabra de Dios en Europa por parte del Apóstol Pablo en sus famosos 4 viajes.

Es importante señalar que las Sagradas Escrituras son el verdadero fruto con un marco de conocimiento muy positivo, donde muchos grandes hombres de la historia humana han sabido valorar, sin embargo, el precio de su mayor divulgación ha sido el precio por la libertad, donde muchos fueron perseguidos antes y después del descubrimiento de América, pagando con sus vidas.

Hoy la verdadera esencia es saber entender que todo el conocimiento humano, filosófico, político, cultural, educativo se puede visualizar en este libro, cuyo contenido es de amplia trascendencia, pues sus escritores dejaron verdaderos significados sin desmeritar que el contenido proyecta una transformación hasta encontrar esa relación profunda que existe entre Dios y el hombre.

Es importante señalar que la Biblia es una joya universal con estilos y formas para todas las edades, pero afianzando el pleno conocimiento de la inspiración divina. Este mensaje inspirado proyecta que el lector se acerque con más facilidad recibiendo una ardua educación, confianza, orientación y fortaleza en la vida. Los que han experimentado el verdadero poder transformador de su mensaje, se refieren a la Biblia como la verdadera Palabra de Dios. Lo que es verdaderamente cierto es que a la Biblia no se le puede quitar o agregar palabras. Su ardua interpretación profunda se efectuó en la Vieja Europa Medieval, cuando los cristianos le hicieron una fuerte campaña a los reyes que perseguían a los cristianos. Hoy, la Biblia representa un verdadero baluarte en las diferentes familias del mundo, manteniendo una posición adecuada donde los verdaderos ideales destacan restaurar la plena intimidad entre Dios y el Hombre. Es cierto que muchos no leen, pero lo esencial es saber leer las Sagradas Escrituras, logrando mejores oportunidades en un mundo complejo.