Temas Especiales

16 de Jan de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Proyecto a largo plazo

La Democracia Cristiana es una ideología política basada en el humanismo cristiano, donde la persona humana es el centro de todas las pr...

La Democracia Cristiana es una ideología política basada en el humanismo cristiano, donde la persona humana es el centro de todas las preocupaciones, cuyos politólogos la califican entre el centro y centro derecha de la política. La Social Democracia, según “El documento político” de Benjamín Colamarco, trata de una ideología política de centro izquierda democrática, que se basa en un análisis critico de la historia y cuenta con elementos de análisis de la situación actual, para conseguir una sociedad ideal. Llama la atención que ninguna de las dos ideologías son extremos políticos, por lo que no debemos presentar posiciones antagónicas sobre algún tema de Estado.

El Partido Popular, otrora PDC, es miembro de la Internacional Demócrata de Centro, y el PRD, de la Internacional Socialista. Ambos partidos, en sus seminarios de formación, inculcan sus respectivas ideologías a sus miembros, principalmente con la intención de diferenciarse de los demás partido políticos, y tener clara una visión de la política, el funcionamiento del Estado y sobre temas específicos, como la salud, la educación, y otros.

Casualmente el PP junto al PRD son partidos de gobierno, que cuando suscribieron su alianza en el 2004 no se limitaron a realizar un pacto pre o post electoral, sino que realizamos una alianza programática, que, pese a que se ha cumplido en la mayoría de sus partes, pensamos que debemos darle continuidad, porque cinco años no son suficientes para su total cumplimiento.

Hoy, el PP, luego de las distintas rondas de negociación, repitiendo la historia, tanto electorales como programáticas, está listo para darle continuidad a la alianza con el PRD. Su subsistencia está garantizada con los votos de representantes de corregimientos, pero también puede ser lograda con los votos de diputados, alcaldes, y presidente, que pueden ser también definitorios, debido a lo ajustadas que se presentan las siguientes elecciones. Siendo así, claro que existe Democracia Cristiana o Partido Popular por mucho tiempo, lo más sano es que le presentemos, en conjunto con el PRD, propuestas y programas a largo plazo a todo el pueblo panameño, para que a conciencia y en base a documentos tangibles, y no propuestas al aire que ni siquiera se pueden cumplir, o no dicen cómo se hacen, logremos un Panamá con una educación de primer mundo, un país descentralizado, con menos impuestos y con justicia social.

Puedo concluir que, aunque admito que en política todo puede pasar, con la falta de propuestas de la oposición que hoy, muy tardíamente, supuestamente quiere hacer comisiones programáticas, el PP y el PRD seguirán en una alianza sólida al estilo de la chilena, donde el Partido Socialista y el Partido Demócrata Cristiano (principalmente estos dos) han gobernado por cuatro periodos, y lo más importante, han traído desarrollo a su país.