Temas Especiales

22 de Jan de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Reflexiones para el 2009

Estamos en el día uno del 2009, año que se proyecta con buenas perspectivas e intenciones, ya sea a través de los diferentes proyectos, ...

Estamos en el día uno del 2009, año que se proyecta con buenas perspectivas e intenciones, ya sea a través de los diferentes proyectos, algunos de los cuales son, en realidad, un seguimiento adecuado de todo aquello que quedó pendiente de la vigencia del 2008. De esta manera la visión es de unos 12 intensos meses, con resultados en obras concebidas para la posteridad y beneficiosas para las presentes y futuras generaciones.

Si echamos un vistazo al entorno, podremos comprobar los altos niveles de estabilidad política que gozamos en la región latinoamericana, para no ir tan lejos en las comparaciones, y eso se traduce en ganancia, en positivismo.

Si seguimos la reflexión, podremos corroborar que esos dividendos son producto de los grados de libertad puestos en práctica por la actual administración gubernamental desde hace más de cuatro años, conocidos como políticas de estabilización. Este sistema nos ha llevado a evolucionar como país y a readecuarnos a los mandatos del orden mundial, en el cual se sobrevive y se llega a los estándares de progreso si existe la disposición de responder a las exigencias sociales, de mercado, culturales y de otra naturaleza.

Hemos obtenido crecimiento económico de más de dos dígitos, como, por ejemplo, en el 2007 que estuvo por el orden del 11.5%, y según los cálculos de los expertos, el presente año cerrará en un 9.0%, a pesar de los problemas financieros y económicos existentes en las grandes naciones, sobre todo en los Estados Unidos de América, el principal socio comercial de Panamá.

El Gobierno Nacional, responsablemente, había tomado previsión a través de fundamentos económicos muy sólidos. Durante su recorrido, esta administración ha hecho reformas estructurales en sus finanzas, acciones que se han revertido en mejores oportunidades para llevar adelante una serie de obras, sin descuidar la parte social. Es decir, la atención a los más vulnerables, a aquellas personas que habían estado exentas del apoyo estatal y, especialmente, de recibir respuestas a sus verdaderas necesidades de alimento, vivienda, educación, salud y de sentirse tratadas como seres humanos. Adicional, la realización de megaproyectos, entre los que sobresale la ampliación del Canal, contribuyen a la estabilidad y a la preservación de la democracia.

Es allí en donde debemos tener claridad en el pensamiento. Son logros que debemos conservar y promover, para de esa manera consolidar el proceso de desarrollo que ya disfrutamos, pero que puede convertirse en un tangible mayor.

La bonanza experimentada por la Nación en estos momentos ha promovido reflexiones positivas, tal como lo expuesta por la secretaria de Estado de los Estados Unidos de América, Condoleezza Rice, quien durante su visita a nuestro país en los primeros días del pasado mes de diciembre, dijo que “Panamá es de hecho un ejemplo de cómo el comercio y la inversión, junto con la buena gobernanza, pueden servir para todos los pueblos”.

La diplomática norteamericana añadió que “hemos visto el gran crecimiento de Panamá, hemos visto el proyecto para la ampliación del Canal, hemos tomado nota de los indicadores de pobreza que se han reducido”.

Si ella lo puede testificar, ¿qué podemos decir nosotros? Tenemos la tarea de preservar la estabilidad política y democrática lograda en estos últimos años. ¡Feliz Año Nuevo!

-El autor es presidente de la Asamblea Nacional.rrodriguez@asamblea.gob.pa