27 de Feb de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

‘La luta continúa’

Durante la lucha por la descolonización e independencia de los países africanos, especialmente aquellos bajo el yugo de Portugal, los in...

Durante la lucha por la descolonización e independencia de los países africanos, especialmente aquellos bajo el yugo de Portugal, los independentistas exclamaban el eslogan “la luta continua” para indicar la continuidad de su lucha. Tanto así, que llegó a ser parte del léxico de rebelión usado por toda la diáspora africana. En los Estados Unidos, por ejemplo, el líder carismático Kwame Toure, mejor conocido como Stokely Carmichael, nacido en Trinidad y uno de los voceros principales del movimiento de “Poder Negro” solía terminar sus discursos con dicha frase, que llegó a representar la universalidad y continuidad de la lucha del africano por recobrar sus derechos políticos, económicos y culturales donde quiera que se encontrara.

Dos incidentes recientes, la semana pasada, han vuelto a despertar en mí la realidad de aquella frase indicativa de que la lucha por los derechos del africano es una lucha continua, no importa donde radique. ¿A qué me refiero? En Irak, los iraquíes negros, la mayoría de la secta zuñí, han tenido la necesidad de formar un partido político para demandar lugar en su parlamento y defender sus derechos dentro de la supuesta nueva democracia iraquí.

Es decir, ni su religión ni su nacionalidad les ha garantizado sus derechos. Para ellos, “la luta continúa”. Se dice que pancartas y afiches con la portada de Obama fueron utilizados muy prominentemente indicando el nexo “diaspórico.”

El otro incidente es, para mí, más significativo, relevante y repugnante. En el periódico NY. Post se publicó una caricatura mostrando a dos policías que acababan de matar a un chimpancé. El texto decía “tendrán ahora que buscar a otra persona para escribir el próximo paquete para estimular la economía”.

Hay algunos que sugieren que fue simplemente arte humorístico y que somos demasiados sensitivos. ¡No, la realidad es otra! Históricamente, al negro se le ha comparado con simios —no solamente en los EU sino también en Panamá, ej. “Allí viene ese negro mono?”—. Sin embargo, a pesar de la repugnancia de la caricatura, para mí es meramente otra indicación de que “ la luta continúa ” ¡También lo es, si todavía existe, el requisito de proveer una foto para obtener empleo!

El racismo es repulsivo e imperdonable, pero si nos enfocamos únicamente en lo racial perdemos, creo yo, el mensaje subliminal esencial del caricaturista y del periódico: el asesinato de Obama. —¿Cómo sustento este argumento? ¡El texto lo dice! Obama es el chimpancé que han matado: él es el autor del “paquete” y “no habrá otra persona que escriba uno nuevo—. ¿Qué más podemos inferir? Acordémonos que para ellos lo que Obama intenta imponer es un plan “socialista”: una ideología indeseable; eliminándolo eliminan simultáneamente dos problemas: el vocero de la ideología y el negro. La popularidad y carisma de Obama ha despertado en muchos, a nivel internacional, increíble esperanza, pero también ha desatado odio y temor a todo lo que él, según ellos, representa. La caricatura y Allan Keyes, un republicano negro, quien dijo “ Obama es un comunista radical y hay que detenerlo” son ejemplos aterrorizantes de que “ la luta continúa ”. Temo por su vida. Dios quiera que aquellos que aman la justicia no permitan que suceda.

* Escritor y docente panameño residente en Nueva York. cerussman@yahoo.com