07 de Ago de 2022

  • Redacción Digital La Estrella

Columnistas

La alegría de ser mujer

Recientemente tuve ocasión de participar en la III Conferencia Internacional de Mujeres, realizada en Bangalore, India, gracias a la inv...

Recientemente tuve ocasión de participar en la III Conferencia Internacional de Mujeres, realizada en Bangalore, India, gracias a la invitación de la Asociación Internacional de Valores Humanos y la Fundación el Arte de Vivir, ambas organizaciones humanitarias fundadas por Su Santidad Sri Sri Ravi Shankar, cuya labor como mediador de paz a nivel mundial, ha sido distinguida por la ONU.

Participar como conferencista, en tan prestigioso evento, no sólo representó un honor, sino también una oportunidad única de lograr, a través de la red de mujeres participantes, un punto de encuentro y apoyo, decisión y perseverancia donde desarrollarnos como alternativas válidas y efectivas en la construcción y progreso de nuestra sociedad. Bajo el lema “La luz del liderazgo, integrando una perspectiva global”, 750 mujeres líderes de más de 68 países, compartimos nuestras experiencias, retos enfrentados y la visión de generar acciones positivas a favor de nuestras sociedades.

Los diversos paneles de discusión, se dieron en torno a temas como: La Mujer como generadora de paz en la resolución de conflictos terroristas; El rol de la mujer en la solución de la crisis financiera global; El reto de la mujer en el marco de los medios de comunicación; La mujer y el arte; Retos del liderazgo; La mujer en el marco geopolítico; La mujer como líder y modelo de ética.

Cabe destacar que el evento no constituyó de ninguna manera, el fomento de un movimiento de emancipación femenina, ni de exclusión o crítica hacia los hombres, sino más bien una oportunidad de compartir valores, experiencias y demostrar que las mujeres junto a los hombres, podemos aportar equilibrio y soluciones creativas para alcanzar un desarrollo armónico, gracias a nuestra naturaleza que nos permite combinar la fuerza y el donaire, el coraje y la compasión, la abundancia y los valores, sentido común y visión.

En nuestro país como en el mundo, son muchos los ejemplos de mujeres que desde lo público han trabajado para superar conflictos orientados a alcanzar la paz mundial, y el bienestar social. Otras desde sus posiciones y una perspectiva económica trabajan para hacer las corporaciones más responsables socialmente y fortalecer las comunidades. Muchas desde la literatura han sido voces que despiertan la consciencia social. En fin, desde nuestras distintas realidades y facetas las mujeres podemos ser semillas de transformación positiva a través de ese coraje, generosidad, sensitividad, y dignidad que nos caracteriza.

En ocasión del Día Internacional de la Mujer, comparto con ustedes la alegría de ser mujer, y las invito a que seamos modelos espontáneos de celebración, servicio; a llevar sonrisas y alegría a las personas cuyas vidas tocamos a diario y así, con amor, transformar para bien, nuestras comunidades, nuestro país, nuestro mundo.

-La autora es periodista.gerencia@mayellalloyd.com