Temas Especiales

23 de Ene de 2022

  • Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Agua y educación ambiental

La Asamblea General de la ONU adoptó el 22 de diciembre de 1993 la resolución A/RES/47/193 por la que el 22 de marzo de cada año fue dec...

La Asamblea General de la ONU adoptó el 22 de diciembre de 1993 la resolución A/RES/47/193 por la que el 22 de marzo de cada año fue declarado Día Mundial del Agua , a celebrarse a partir de 1993 en conformidad con las recomendaciones de la conferencia de la ONU sobre el medioambiente y el desarrollo, contenidos en el capítulo 18 (Recursos de Agua) de la Agenda 21.

El agua es esencial para la vida, sin ella sería imposible la vida en la Tierra. La mayor parte del agua de nuestro planeta es salada (97.5%) y el (2.5%) es agua dulce y sólo el 1% de esta agua está disponible para el consumo.

Panamá posee una diversidad de recursos hídricos que han sido afectados por la acción de los seres humanos. Las actitudes poco importa de las personas con las fuentes de aguas han contribuido al deterioro de los ríos y quebradas. Las masas de agua se contaminan con microorganismos patógenos que provienen de las heces humanas y de animales y con los desperdicios de los hogares, industrias y comercios.

Con motivo de la celebración de la fecha, que este año tuvo como tema “Recursos Hídricos compartidos, Oportunidades Compartidas”, es oportuna una reflexión sobre las condiciones en que se encuentran nuestros recursos hídricos y cómo podemos contribuir a reducir los niveles de contaminación, desperdicio y mal uso del recurso. El agua es un recurso finito, se puede agotar y pareciera que no somos conscientes de esto. En Panamá todavía hay agua saludable a tal punto que se desperdicia sin ningún tipo de control, pese a que existen leyes para su uso y consumo.

Lograr que la población reconozca el valor del agua como un recurso natural de todos los seres vivos y formar en la conciencia de las personas una Cultura Hídrica de disfrutar de agua segura, libre de enfermedades y sin costo alguno, se puede, aplicando la estrategia de la Educación Ambiental de manera formal e informal. La educación ambiental es una herramienta fundamental que ayuda a los seres humanos a adquirir mayor sensibilidad y conciencia del ambiente y de los problemas relacionados a ello. La educación ambiental tiene como objetivo el desarrollo de actitudes, aptitudes, conocimiento y en definitiva ayudar a las personas y grupos sociales a que desarrollen sentido de responsabilidad y trabajar de manera individual o colectiva para prevenir y resolver problemas del medio que los rodea.

La problemática del agua se puede minimizar desarrollando el eje transversal de la educación ambiental a través de las escuelas, medios de comunicación, organizaciones gubernamentales y no gubernamentales. Es así como los actores principales, seres humanos, serán los modelos de personas con mayor grado de sensibilidad frente a los recursos naturales del país. La educación ambiental resulta indispensable para lograr cambios en la forma de relacionarse de las personas con su entorno. La educación ambiental logrará en los educandos y el resto de los habitantes actitudes positivas para con sus recursos naturales.

Recursos Hídricos Compartidos, Oportunidades Compartidas va más allá de nuestras fronteras; cuidar, proteger y conservar el agua significa vida, hay que tomar el problema en serio. La educación ambiental como eje transversal formal e informal permite esos niveles de sensibilidad para conservar lo que tenemos hoy y garantizar agua sana y saludable para el futuro.

-La autora es educadora.esmenajera@hotmail.com