01 de Oct de 2022

  • Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Panamá verde: abundancia de árboles

El movimiento “ Día de la Tierra ”, inició el 22 de abril de 1970, cuando el senador estadounidense Gaylord Nelson ve la oportunidad que...

El movimiento “ Día de la Tierra ”, inició el 22 de abril de 1970, cuando el senador estadounidense Gaylord Nelson ve la oportunidad que demanda la necesidad de enseñar y promover hábitos ambientales en los claustros universitarios de su país, para impulsar en los grupos y personalidades políticas, la inclusión en el ámbito gubernativo de los programas y legislaciones ambientales para mejorar la calidad de vida de la población en general. La población acogió la iniciativa y se activaron campañas sobre el ambiente y su cuidado.

Treinta y nueve años han pasado desde aquella memorable fecha; hoy se estudian en las diversas áreas del conocimiento temas del ambiente (Ingeniería Ambiental, Educación Ambiental, Salud Ambiental, Desarrollo Ambiental, etc.); también se suman a la iniciativa los organismos internacionales, como ONU, PNUD, PNUMA, SICA; y todos los Estados tienen en su organización gubernamental entes dedicados al desarrollo de programas, proyectos y actividades ambientales. En las Convenciones Globales (Tibilisi, Río ’92, Kyoto y Davos) los Estados miembros acuerdan cumplir las directrices sobre ambiente, para preservar la vida misma.

En el 2008 la Organización de las Naciones Unidas inició una campaña denominada “Plantemos mil millones de árboles para el Planeta”, la cifra establecida se superó y para septiembre del 2009 se deben plantar siete mil millones de árboles. Estas grandes iniciativas surgen para contrarrestar la desaparición de los bosques en muchas regiones del mundo.

Panamá se ubica en la Zona Intertropical del Continente Americano. Dadas las características espacial y climática de la zona, se fundamenta la tesis de historiadores que han señalado como origen de la palabra Panamá la significación de ser una tierra con abundancia de árboles del mismo nombre.

La distinción de ser país de abundantes árboles hoy debe servir para encaminar nuestros esfuerzos y voluntades al cumplimiento de las campañas iniciales, que sirvieron para declarar el Día de la Tierra. Revaloremos nuestro actuar como gobernantes y gobernados, examinemos el programa de sembrar 600,000 árboles por año que dicta el Decreto N° 605 del 2 de diciembre de 1992; de igual manera, atender el cumplimiento de las disposiciones que instan a los propietarios a utilizar filtros adaptados a sus vehículos de motores para disminuir el dióxido de carbono (humo al transitar). La contaminación del aire es preocupante en nuestro país, el 90% la ocasiona la flota vehicular; 77%, particulares; 5%, camiones; 3%, taxis; 3%, buses; y 12%, otros, según informes de la ANAM.

Hoy, Día de la Tierra , nuestro país tiene vigente la Ley 10 del 24 de junio de 1992, sobre la ejecución de los programas de la educación ambiental en todos los niveles de enseñanza del Sistema Educativo Nacional. Además, determina el papel de la Educación Ambiental como eje transversal de tópicos, como: Cambio Climático, Agua, Riesgos geológicos, Tierra y Salud, Recursos Naturales, Ciudades Rascacielos, Cuenca del Canal, Océanos y Calidad de vida.

El 22 de abril de 2009, en cada país se tienen programadas actividades dirigidas a la Tierra y su significación, fundamentalmente aquellas que guardan relación con la nación y su ambiente. La comunicación ambiental nacional se desplaza bien reforzada, en una tierra verde, que ha de revelar el compromiso de cada panameño para que los actos y conductas que se emprendan estén en consonancia en tiempo y espacio con el ambiente: habituarse a no contaminar la Tierra, el aire y el agua; generar riquezas sin agotar los recursos naturales y renovables, no vivir para el consumismo desenfrenado, ser racionales en la satisfacción de las necesidades humanas, en pocas palabras: Ser Seres de Inteligencia Emocional Ambiental.

-La autora es educadora.esmenajera@hotmail.com