Temas Especiales

27 de Nov de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Las energías renovables

La rebaja del precio del petróleo es inestable, la tendencia es siempre alcista, los países petroleros son insaciables, marchan en procu...

La rebaja del precio del petróleo es inestable, la tendencia es siempre alcista, los países petroleros son insaciables, marchan en procura de asfixiar a los países pobres. Hace poco, en otro artículo, proponía la creación de un organismo mundial que sirva de freno a los estragos de los petroleros, este organismo mundial sería liderizado por los países productores de alimentos. Los países petroleros, salvo muy pocas excepciones, no producen alimentos, de allí que el organismo que propongo sería el mejor nivelador de la economía. Bajan los precios del petróleo o no comerán, así de sencillo.

Del mismo modo que los hidrocarburos mueven la maquinaria automotriz, otros derivados mueven las plantas térmicas a costos altísimos.

Durante el gobierno de don Roberto F. Chiari fue creado el IRHE, se planificaron casi todas las hidroeléctricas existentes en el país. Las hidroeléctricas en cuestión tenían desde el gobierno Robles los estudios, las partidas, para la realización de tale obras. El Ing. David Samudio fue el artífice de esa planificación y por su parte el Ingeniero Juan Alberto Morales, primer director del IRHE, había de ser la mano maestra que diera inicio a la ejecución de tan magna labor. Con el golpe de Estado su ejecución pasó a manos de dicha dictadura.

Después de aquellas extraordinarias obras, muy poco se ha hecho, de allí que urge hoy más que ayer la creación de nuevas fuentes de recursos energéticos renovables: Energía Solar, Energía Eólica y Energía Hidráulica. Cada una en su especialidad, las tres formas deben surgir al unísono para lograr una producción suficiente, abasteciendo toda la República y sus excedentes exportarlos haciendo desaparecer para siempre las Plantas Térmicas contaminantes, costosas, antiestéticas.

Energía solar : Proveniente del sol, como lo es, es fuente permanente de calor, el astro que no duerme, que siempre estará a nuestro servicio. Urge por ello la instalación de paneles gigantes para capturar la energía solar y convertirla a nuestros propósitos y exigencias, podrá haber día y haber noche, pero siempre habrá sol.

Energía eólica : La fuerza acariciadora de los vientos, otra de las materias primas que nos ha dado el firmamento para convertirla en luz, en calor, en frío, es inagotable y perpetua. Podría haber altibajos en los movimientos de los vientos, pero siempre habrá vientos. En este campo existen avances extraordinarios, se trata de instalar aerogeneradores en los postes eléctricos en las autopistas o carreteras. Con ¿cuántos postes eléctricos contamos en Panamá? Allí está nuestra respuesta.

Energía hidráulica : Muy conocida por nosotros, han surgido últimamente voces contrarias, so pretexto de que está haciendo desaparecer los ríos, pero yo preguntaría, sin que haya ninguna hidroeléctrica a nuestros alrededores, ¿qué ha pasado con los ríos Juan Díaz, Tocumen y Río Abajo? Desde luego que están desapareciendo, el hombre los está haciendo desaparecer, pero no por la construcción de hidroeléctricas, sino por el mal usos de los mismos o por instalación de fábricas.

El próximo gobierno, del Lic. Ricardo Martinelli, debe volcar sus esfuerzos, para que capitales foráneos, vuelquen su experiencia en estas formas de generación de energía renovable, con lo que estaríamos haciendo desaparecer la coyunda esclavizante de los países productores de petróleo. Así son las cosas.

-El autor es empresario.juramor777@hotmail.com