Temas Especiales

23 de Jan de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Belisario Porras, en el aniversario 67 de su muerte

Al cumplirse el año 67 del fallecimiento de Belisario Porras, estadista visionario que legó a la patria muchas de sus instituciones fund...

Al cumplirse el año 67 del fallecimiento de Belisario Porras, estadista visionario que legó a la patria muchas de sus instituciones fundamentales, su figura excepcional continúa inspirando a las generaciones de nuestra fecha, por su afán de luchar por definir nuestro concepto de nación, tras el inicio de las primeras jornadas para reformar el Tratado del Canal, que colocó a Panamá bajo la protección tutelar de los Estados Unidos.

Belisario Porras fue un defensor del sistema democrático y la prensa fue para él estrado del debate público; fue tolerante con la crítica, y él mismo, como jefe de Estado, acudió a ella en defensa de sus ideas; gobernó con una prensa adversa, sin que ello disminuyese su acción de gobierno.

Porras tuvo aciertos y cometió errores, pero fue en todo instante un político celoso en la defensa de los intereses nacionales. Como muestra, señalamos su desigual lucha por la nacionalización de la Lotería Nacional, empresa millonaria privada, que al constituirse en una empresa estatal, ha sido desde entonces una de las mayores rentas del Tesoro Nacional, que él destinó de manera exclusiva para atender los programas de salud de la República, obras entre las que se destaca el Hospital Santo Tomás.

Belisario Porras gobernó este país en tres gestiones administrativas distintas, pero no acumuló fortuna personal, lo cual le reconocieron hasta sus más enconados adversarios, fue un ejemplo de estadista, que gobernó para el pueblo, sin pensar jamás en sus intereses personales.

De él cabría señalar lo que advertía Diógenes De la Rosa, “ No hay duda de que avanzó hacia el porvenir con mayor soltura que cualquiera de sus antecesores y sus sucesores ”.

El recuento de sus obras es de conocimiento familiar de todos los panameños y panameñas, no así de otros gobernantes.

Esta es la diferencia entre el mejor y los nefandos.

*Analista Internacional y escritor.robporras15@hotmail.com