Temas Especiales

29 de Nov de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Una apuesta por la sabiduría acumulada

La gente, el sistema capitalista, el método de gobierno y hasta la discriminación existente en EUA, son temas generadores de múltiples o...

La gente, el sistema capitalista, el método de gobierno y hasta la discriminación existente en EUA, son temas generadores de múltiples opiniones, e inclusive rechazos, pero, definitivamente que en esa nación los sueños y metas se hacen realidad. Me inspiró la historia de la jueza Sonia Sotomayor, quien en estos momentos es el icono de los hispanos y de otras minorías que coexisten en la Gran Unión.

Sotomayor logró casi una unificación de los tirios y troyanos del Senado, porque obtuvo 68 votos a favor, de los cuales dos correspondieron a senadores independientes y nueve provinieron de las filas de los republicanos, aunque 31 se fueron en contra de su candidatura. Lo cierto es que la administración del presidente Barack Obama hizo realidad la presencia en la Corte Suprema de Justicia, por primera vez, de la etnia hispana y del sexo femenino, además de ser la tercera mujer en la historia de esta institución, en acceder a una posición de esta naturaleza.

Pero la motivación sentida por mi persona hacia esta portorriqueña tiene siete vínculos: se impuso, a través del estudio, a cualquier situación adversa como residente de un barrio singular como el Bronx, en Nueva York; el reconocimiento hecho por el propio Obama, quien dijo: “ Sonia trae al tribunal, no solo el conocimiento y la experiencia acumulada en una vida que es fuente de inspiración ”; se le nominó y ratificó en el cargo, sin importar edad, 55 años, y menos el género; no hubo discriminación de tipo étnico; y, por sobre todas las cosas, se le consideraron sus atributos intelectuales y erudición respecto de las leyes.

La historia de la nueva jueza norteamericana es un ejemplo para mujeres y hombres. De su éxito colijo que el estudio es el verdadero mecanismo para lograr una movilidad social positiva. Añadirle otras fortalezas a la instrucción, como lo hizo ella, tales como la perseverancia, la definición de metas y el amor por lo emprendido, logran elevar el porcentaje para alcanzar el triunfo a los más altos niveles.

Para la sociedad norteamericana la edad del individuo es irrelevante, lo que importa es cuán capacitado esté para realizar las tareas: Sotomayor a los 55 años resultó elegible para tan alto cargo, el cual es de por vida. En Panamá la hubiesen archivado o ni siquiera la habrían considerado.

Recuerdo el caso de una exitosa abogada, con bufete propio, quien al cumplir los 55 años (según la anterior ley de seguridad social), prácticamente tuvo que irse para su casa, porque sus clientes le dijeron que tenían que prescindir de sus servicios, porque ella era una jubilada. ¿Y la experiencia? ¿Y el conocimiento del sector? Todo concluyó allí. Afortunadamente ella se había preparado sicológica y económicamente para enfrentar la situación. Como mujer aspiro a que en Panamá algún día la mujer reciba un tratamiento y apreciación a su potencial, conocimientos y calidad humana, tal cual el gobierno de EUA tuvo para con Sonia Sotomayor.

*Periodista y relacionista pública.evamontilla11@yahoo.com