Temas Especiales

30 de Nov de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Haciendo la diferencia

En nuestra entrega de la semana pasada titulada “Evaluaciones y cultura”, decíamos que: “?en términos generales (y en algunos casos muy ...

En nuestra entrega de la semana pasada titulada “Evaluaciones y cultura”, decíamos que: “?en términos generales (y en algunos casos muy específicamente), cuando una generación se detiene a estudiar los aportes de otra del pasado, examina y en muchos casos se admira de sus aportes culturales”. También agregamos: “Las naciones son comprendidas enteramente a posteriori, cuando los investigadores dan cuenta de la sensibilidad cultural de la época”.

Durante gran parte de este año, en la ciudad de Washington, D.C, se ha venido realizando el evento titulado “ Panamá en el Smithsonian ”, auspiciado por el Centro Latino de la mencionada institución. Allí, por tradición cada año se presenta un país latinoamericano. Esta actividad tiene la intención de ofrecer a los cientos de miles de personas de todo el mundo que visitan los diferentes museos del Smithsonian y que participan de las múltiples actividades, una comprensión más profunda del país resaltado, su “ historia y su impacto en la sociedad ”.

“ Panamá en el Smithsonian ” incluye 22 programas de carácter público y varias actividades de carácter educativo en Washington, D.C., Brooklyn, Nueva York, y en ciudad de Panamá durante casi un año. Las actividades culminarán en el mes de mayo del 2010.

La semana pasada en el marco de este evento se inauguró en el centro S. Dillon Ripley del Smithsonian la exhibición titulada “ Pasajes panameños ”, una presentación visual de momentos históricos significativos de la vida política, social y cultural de nuestro país.

El contenido de esta presentación fue proporcionada en gran parte por el Museo del Canal Interoceánico de Panamá, a cargo de la doctora Ángeles Baquero, con el apoyo del historiador panameño Alfredo Castillero. El curador fue el investigador y profesor de historia de la Universidad de Wisconsin-Milwaukee, Aims MaGuiness, un eterno enamorado de Panamá y su historia. La exposición fue patrocinada por la empresa AT&T, conjuntamente con la aerolínea COPA, la Ford Motor Company, Univisión Communications, Inc. y la Walt Disney Company.

El Centro Latino agradeció al administrador del Canal, Alberto Alemán Zubieta, por “ su apoyo y generosa contribución al contenido educativo y el desarrollo de materiales para la exhibición ”. En su breve intervención el administrador Alemán se refirió al compromiso de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) con la cultura nacional y, sobre el actual programa de ampliación del Canal, señaló: “ La ampliación nos está permitiendo un momento único que solamente se logró cuando se construyó originalmente el Canal. La cantidad de conocimientos que existe en las excavaciones del Canal, sobre la parte geológica, sobre todo lo que se encuentra en fósiles, nos permite conocer mucho más; no solamente sobre la historia de nuestro país, sino de cómo el istmo de Panamá cambió la manera de las corrientes, el clima, etc. ”.

El administrador Alemán subrayó que el programa de Ampliación del Canal, conjuntamente con los estudios que realiza el Smithsonian en el istmo en el marco de los trabajos, ofrece una nueva oportunidad para contribuir con el enriquecimiento cultural, “ con mejor tecnología, mejores herramientas y mejor conocimiento sobre nuestro país y nuestra posición geográfica ”.

Igualmente durante la semana pasada, y en el marco de esta celebración sobre nuestro país, cinco panameños fueron reconocidos con el premio Legacy 2009, por logros destacados en las artes, las ciencias y las humanidades. Ellos son: el doctor Adán Ríos, el historiador Alfredo Castillero, la antropóloga Olga Linares y el reconocido músico Danilo Pérez.

A pesar de que la inversión en cultura es pobre en nuestro país, y lo ha sido históricamente, de este ejemplo del “ Panamá en el Smithsonian ” y de este distinguido grupo de panameños que se preocupa por seguir trabajando y enriqueciendo las arcas culturales del país, podemos aprender algo. Están haciendo la diferencia y marcando el camino. Desde las instituciones formales como la ACP, cuya responsabilidad primaria no son las artes ni la cultura, hasta los ciudadanos independientes como Danilo Pérez o la antropóloga Linares, sirven de modelo y ejemplo para las actuales generaciones que enfrentan las influencias negativas del entorno universal.

Subrayo nuevamente las palabras de la directora del INAC: “? somos entes multiplicadores de cambio, a través de las artes. Estoy segura de que un buen pianista o una persona que estudie artes plásticas jamás será un delincuente ”.

Seamos todos multiplicadores de cambio por la cultura en nuestros quehaceres cotidianos para seguir construyendo nuevos pasajes panameños.

*Comunicador social.ernestoholder@gmail.com