Temas Especiales

30 de Mar de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Análisis de coyuntura

Durante los últimos días se publicaron dos encuestas nacionales: “El Pulso de Panamá”, que prepara la empresa UNIMER para el diario La P...

Durante los últimos días se publicaron dos encuestas nacionales: “El Pulso de Panamá”, que prepara la empresa UNIMER para el diario La Prensa; y “Dichter & Neira”, que es la encuesta oficial de TVN. Los principales resultados de estas encuestas se podrían resumir así:

Según Dichter & Neira el 90% de los encuestados considera que el presidente de la República, Ricardo Martinelli, está realizando una buena o muy buen gestión, mientras que en la encuesta de UNIMER el 85.9% de los encuestados califica como buena o excelente la gestión del presidente. Sin duda alguna, Ricardo Martinelli goza, a casi cuatro meses de gestión, de un amplio respaldo popular y es visto con claridad por los electores como la fuerza del cambio y confían en que sus promesas se harán realidad. Este capital político le dará combustible al presidente para intentar desarrollar sus transformaciones al Estado panameño.

A pesar del alto índice de gestión del presidente de la República encontrado por la encuesta de UNIMER, cuando se le pregunta al panameño cuáles son los tres ministros que han hecho mejor su labor en los primeros 100 días de gobierno, los resultados son preocupantes para la coalición del gobierno. Solo el ministro de Desarrollo Social, Guillermo Ferrufino, y la ministra de Educación sobrepasan el 50%. Les siguen el canciller, Juan Carlos Varela, con 44.5%; Alberto Vallarino, ministro de Economía y Finanzas, con el 28.1%. Cuando se les leyó a los encuestados la lista de los ministros para que dijeran si habían escuchado hablar de ellos, resaltaron los nombres de Lucy Molinar, con el 83.5%; Guillermo Ferrufino, con el 82.4%; Varela, con el 79.6%; y Alberto Vallarino, con el 61.7%. Es decir, nueve de los 15 ministros sacaron puntajes por debajo del 4%, lo que significa que para la opinión pública son desconocidos.

Es un hecho que se reafirme en estas encuestas la alta popularidad de la procuradora general de la Nación, Ana Matilde Gómez. Ocho de cada diez panameños consideran que su labor es buena y el índice de gestión que le da UNIMER es de +33%, lo que se considera un excelente indicador. Este apoyo que recibe la procuradora de la opinión pública jugará un papel importante en la actual confrontación que tiene con sectores políticos del país.

Las encuestas coinciden en señalar que los tres principales problemas que afectan al panameño son: la inseguridad ciudadana, el alto costo de la vida y el desempleo. La corrupción apenas representa el 2.4% de la preocupación de los panameños. Es decir, si el gobierno se entretiene con los supuestos casos de corrupción y las denuncias permanentes, olvidándose de los principales problemas que preocupan al panameño, muy pronto podría perder su amplia popularidad.

La Asamblea Nacional de Diputados ha venido sufriendo de una pérdida de imagen y credibilidad durante los últimos años, pero en la actual gestión de José Luis Varela, la encuesta de UNIMER le da una evaluación de 69% positiva a la gestión del presidente de la Asamblea, impulsado por la percepción positiva que han despertado sus promesas de cambio en esa institución. Esta realidad le da mayor peso político a los diputados en general.

Un hecho político relevante, ocurrido durante la semana pasada, fue la elección del Comité Ejecutivo del PRD. En un dramático final y a pocos minutos de iniciarse la votación, Balbina Herrera desistió de su carrera por la Presidencia del PRD y en un encendido discurso acusó a miembros de su partido de traidores, en lo que se supone es su aislamiento total de la nueva Dirección. Era evidente que Balbina no tenía los votos para ganar y que su presencia en el torneo electoral facilitaría el posible triunfo de su archienemiga Giselle Calcagno. La unidad de las fuerzas anti-Giselle Calcagno logró derrotarla ampliamente en la lucha por la Presidencia del PRD (Francisco Sánchez Cárdenas 243 votos y Giselle Calcagno solo 38 votos). Giselle o renuncia al PRD o será expulsada en pocos días. Balbina pierde el control del partido y al aislarse de la actual Dirección tiene muy pocas posibilidades en el futuro del PRD.

Con la elección de Francisco Sánchez Cárdenas a la Presidencia del PRD y de Mitchel Doens a la Secretaría General, se espera que este CEN tenga una duración de por lo menos dos años. Una elección anticipada, es decir, dentro de los próximos seis meses, lo que provocaría sería la profundización de las luchas internas, el desangramiento del PRD, su inmovilización y el control de su estrategia por fuerzas extrañas al PRD. Lo prudente para el PRD es mantener este CEN por el tiempo necesario que permita una verdadera reconciliación y fortalecimiento organizacional.

El principal problema que enfrentará el PRD en los próximos días será construir la unidad de su colectivo político.

*Ingeniero y analista político.blandonc@cwpanama.net