Temas Especiales

24 de Sep de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Que el 2010 sea mejor para todos

Habrá muchos que al final del mes de diciembre consideren que resultó fatal para ellos. Habrá otros que se sientan a la mesa en el año n...

Habrá muchos que al final del mes de diciembre consideren que resultó fatal para ellos. Habrá otros que se sientan a la mesa en el año nuevo a darle la más cordial bienvenida al 2010, comprometiéndose a continuar haciendo su mejor esfuerzo por ellos, sus familiares, su país y por la Humanidad en general.

Habrá pesimistas que dirán que todo fue malo. Que perdió el PRD y por ello, no pueden menos que maldecir, que perdieron sus empleos, perdieron sus candidatos y eso los frustra y los motiva a desearle al país toda clase de cosas malas, hasta dentro de cinco años, cuando ellos mismos, piensan que su partido retornará al poder.

Habremos los que no nos importa quién haya resultado ganador en las pasadas elecciones, seguiremos comprometidos con aportar nuestro mejor esfuerzo para que la rueda del progreso se mantenga en movimiento y que nuestra querida nación se ubique en mejores posiciones ante las entidades crediticias, lo que representan mejor calidad para la inversión de desarrollo y mejores tiempos para todos.

Ese compromiso de trabajar nos llevará a mejorar la calidad de vida de nosotros y de los demás panameños. Hay muchas cosas que deben hacerse para beneficio de todos. Pero con alto grado de positivismo, con metas claras, con disposición al trabajo y voluntad de equipo nuestro país puede, a corto y mediano plazo, superar las limitaciones actuales.

No importa quién gobierne. No importa qué partido esté en el poder. Lo importante es el esfuerzo en conjunto. Es el mantener el mismo norte como país. Es sentirnos que somos piezas claves en ese incansable esfuerzo en conjunto. Si queremos a este país, debemos comprometernos desde el inicio del año que viene a anteponer egoísmos y antipatías. Debemos de dejar de “ soñar con lo que pudo haber sido y no fue ”.

Despojarnos de egoísmos y de la miseria humana que a muchos corroe, solo porque su partido no gobierna.

Panamá es de todos, no importa en qué conglomerado políticos estemos. No importa si Mitchell Doens me cae bien o mal. Si Bosco Vallarino logra un éxito con sus Villas Navideñas. No importa si “ Patacón ” Ortega, asume posturas de kamikaze político.

No debemos ponernos a pensar si el “ Blower ” Moncada y el llamado “ Hermano de Caín ” no les gusta a los que se dicen —sin serlo— “ representantes de la sociedad civil ”, no debemos amargarnos si la procuradora general de la Nación, Ana Matilde Gómez, tiene un bajísimo promedio de casos de alto perfil resueltos y no le solicita el debido impulso procesal a sus subalternos, para brindarle confianza a la sociedad en la justicia.

No podemos estar “ bravos ” porque el programa “ 100 para los 70 ” haya resultado un éxito y la puesta en marcha de la Red de Oportunidades volvió a generar agradecimiento en cientos de hogares humildes de todo el país.

Soy un convencido de que si hacemos la promesa de ser, a partir de las 12 de la noche del 31 de diciembre de este año, mejores panameños, hijos, esposos, hermanos, cuñados, maridos, vecinos, compañeros de trabajo, haremos un mejor país.

Cuando el Altísimo le dio a cada país lo suyo, a Panamá le brindó muchas de las cosas que hay en el Paraíso y eso debe resultar suficiente para sentirnos orgullosos de ser panameños.

Feliz Navidad y Año Nuevo a los lectores de este diario, a sus familiares y a todo Panamá.

*Periodista.erluga@cwpanama.net