Temas del día

28 de Feb de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Recoge tu caca Pedrito

Somos una sociedad que discrimina por el color de la piel, el pelo encrespado, la nariz estilo patacón, el barrio donde residimos, por a...

Somos una sociedad que discrimina por el color de la piel, el pelo encrespado, la nariz estilo patacón, el barrio donde residimos, por acentos extranjeros, por un salario bajo y por un montón de cosas más que nos estigmatizan para un lado o para otro.

Digo esto, porque hace pocos días escuche en el muy sintonizado programa “ Viva la Tarde ”, por la emisora KW Continente , que conducen con mucho tino lo muy culta dama Berna Calvit y el filólogo y profesor universitario, Rafael Candanedo, una denuncia que me dejó atónito.

Una señora, que se identificó como presidenta del condominio que queda al lado de la residencia del cantautor Pedro Altamiranda, no recuerdo en qué parte de la capital, narró que éste acostumbra a pasear cada tarde a sus perros por los alrededores de su residencia, generando con ello que los canes vacíen sus intestinos en las áreas verdes del vecindario, que paga altas sumas de dinero para mantenimiento y conservar el medio ambiente.

De acuerdo a la denunciante, ella le ha mandado —con membrete del condominio— a su vecino, Pedro Altamiranda, las quejas de los asociados para que evite pasar con sus perros por el área, o en su defecto, recoja el paquete de “ caca ” que dejan los animales de la familia de Pedro Altamiranda. La dama, ruborizada al máximo, expresó que las palabras de grueso calibre con que le sale esta figura pública, causan vergüenza hasta en los suburbios más bajos de nuestra sociedad. La señora dijo no saber qué acciones tomar en contra del señor Altamiranda y sus perros, para que dejen de ensuciarles sus predios cada tarde, sin exponerse a la “ cloaca maloliente ” que sale de su boca.

Como sociedad, censuramos a los regueseros nacionales cuando componen canciones con doble sentido, algunas —muchas agrego—, con palabras cargadas de vulgaridad, expresiones arrabaleras que denigran la condición de las mujeres, frases altisonantes que hieren el oído de las personas, por lo que son rechazadas por un gran sector de la población. Pero las letras de Pedrito Altamiranda son una oda a la vulgaridad, a la chabacanería, a la más baja expresión ofensiva, no matizan el doble sentido, sino que lo expresa de manera directa, obviando con ello, elementales reglas de urbanidad, cortesía, educación y respeto para con las mujeres, niños y personas adultas que gustan de escuchar sus poesías populares llevada al acetato.

Creo, que por su nivel educativo y lo relevante del cargo que ocupa dentro de una conocida agencia de publicidad, el señor Altamiranda, debiera comenzar a respetar a las mujeres de este país, a su juventud y a todos los que muchas veces celebramos su capacidad e intelecto para recoger de la llamada crónica urbana, hechos que son llevados al estudio de grabación y que en una u otra forma recogen el sentir de muchos. El idioma español, es muy amplio. Todas las palabras tienen sinónimos que pueden emplearse, sin ofender, sin denigrar y sin faltarle el respeto a la sociedad en general.

Las canciones de Altamiranda, son críticas, que merecen ser corregidas. Y si Pedrito Altamiranda emplea en sus composiciones palabras denigrantes, ofensivas e irrespetuosas en contra de la sociedad en general, no debiera emplear esos mismos términos fuertes en contra de sus pacíficos vecinos por las cacas de sus perros, cuando ellos solo claman por tener un entorno limpio, que les eleve su calidad de vida.

Si esta situación no se corrige, después de la denuncia pública de la señora, yo mismo haré público un tema musical que lleve por título “ Recoge tu mierda Pedrito”.

*Periodista.erluga@cwpanama.net