Temas Especiales

28 de May de 2022

  • Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Carnavales: conductor designado es un mito

Mareos, náuseas, vómitos, rostro pálido, visión nublada, perdida de reflejos, lengua enredada, sueño. Lo último que viste: las luces del...

Mareos, náuseas, vómitos, rostro pálido, visión nublada, perdida de reflejos, lengua enredada, sueño. Lo último que viste: las luces del camión que venía en la vía contraria y luego La Parca que vino por ti.

O te abstienes de tomar alcohol —cosa difícil para ti en carnavales— o no manejes. Tú familia te espera y te ama.

La pregunta queda: ¿No se pueden divertir de una manera sana?

Las estadísticas demuestran que por más que las autoridades hagan campañas de concienciación sobre el no manejar en estado de ebriedad, las cifras de la gente que muere en accidentes de auto, producto de la intoxicación etílica, va en aumento.

Está demostrado que el conductor designado en carnavales es un mito. ¿Dónde encuentras uno? Si todos tus amigos hacen y están en lo mismo.

La Policía de Tránsito informa en su página web que hay 65 víctimas en lo que va del año 2010, 22 más en relación al mismo periodo del año pasado. Estas incluyen colisión, atropello, vuelco, choque contra objeto fijo, etc.

Añádele al alcohol, la de por sí ya relajada y poco responsable actitud de nuestros más jóvenes. El año pasado dos jóvenes perdieron la vida en la carretera Panamericana, cuando el auto en donde viajaban a exceso de velocidad se estrelló y se volcó.

El padre de una de las víctimas reconoció que su hijo era de los que participaban en regatas y que en esta espantosa oportunidad le correspondió a él identificar a su hijo, que perdió la vida en este lamentable accidente que se pudo evitar.

“ Desde hace mucho tiempo había hablado sobre este tema, pero nadie me tomaba en cuenta ”, precisó un padre de familia. Otro padre de una víctima y a la vez victimario, dijo “ que a su hijo le gustaba mezclar el alcohol y la velocidad ”.

La mentalidad del panameño es que, si no te desbaratas la vida, no te has divertido en Carnavales.

Hasta entre nosotros, hombres, es de machos, competir para ver cuánto aguantas de alcohol, si no das la talla “ eres un marica ”, por consiguiente hay que “ demostrar ” y en esa estúpida infantilidad se han ido varios de mis amigos, con la consiguiente pérdida irreparable para sus familiares y amigos.

No seas irresponsable, es casi un suicidio.. ¡Cuida la vida que Dios te dio!

*Escritor y analista político.recursossinlimites@gmail.com