Temas Especiales

04 de Mar de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

El Conteo de los Negros

Interesante resulta la inclusión del sector negro poblacional en el conteo censal que se realizará en el país, el 16 de mayo de 2010. Di...

Interesante resulta la inclusión del sector negro poblacional en el conteo censal que se realizará en el país, el 16 de mayo de 2010. Dice Alberto Barrow que con esto “se rompe el proceso histórico de invisibilización que ha padecido este sector de la población panameña”.

Así, de acuerdo con lo señalado, es el cálculo respecto de la cantidad de negros panameños lo que hará notoria, es decir visible su presencia en el país. Conceptúamos que ningún conteo rompe con la invisibilización del negro panameño. Son otros elementos, desde lo conceptual, acondicionamiento mental, actitudes culturales, comportamientos discriminatorios y hasta de ubicación social, los que en verdad han sido causas eficientes de ese ocultamiento, y no la razón del desconocimiento de su cantidad.

De manera que el cerco ideológico-cultural y hasta económico, al que ha sido sometido no ha permitido una valoración objetiva de sus aportaciones y de su importancia en la estructuración de la panameñidad. No hace falta un censo para conocer en qué condiciones vive el negro, y menos para saber sobre su ubicación geográfica, como tampoco para fortalecer su identidad.

Aquellas aseveraciones planteadas en el sentido que con el conteo del negro en el próximo censo: “se abre la posibilidad de alcanzar un conjunto de reivindicaciones de carácter económicos, políticos, sociales y culturales largamente anhelados”, y además que: “permite hacer visible a este grupo humano, se contribuye al fortalecimiento de la identidad de los negros y de las negras…las condiciones en que vive la población negra o afrodescendiente…que permitan establecer políticas públicas dirigidas a este segmento de la sociedad, que por razones históricas…siempre ha mostrado desventajas con respecto al resto de la población panameña”, no son en puridad razones de peso para el conteo. Desde hace tiempo, el negro panameño ha desarrollado toda una actitud de reivindicación, y paulatinamente con firmeza ha ido incursionando en el ser nacional, ganando un espacio, aunque todavía quede un trecho largo por recorrer.

Las políticas públicas deben ser dirigidas a la población en su conjunto, sin pretender asumir que debe de manera especial al negro, que es parte incluyente de esa totalidad poblacional. El tratamiento debe ser paritario, toda vez que el negro es tan panameño como el que más.

El recuento-en verdad-debe ser dirigido al establecimiento del inventario de realizaciones que ha hecho al país.

Un detalle importante a considerar es el espíritu del conteo, que puede ser interpretado como una acción excluyente, y una forma de ubicarlo, para peyorativamente calificarlo. Porque-por ejemplo- en el caso de Colón no han faltado los enjuiciamientos y las valoraciones como “negro de Colón” o “provincia de negros”.

Entonces, pudiera ser se afinquen más las actitudes discriminadoras en las áreas identificadas, más que conocer la cantidad de negros en Panamá, como se propone entre otras cosas, el censo de población de 2010.

No es fácil para quién pregunta, como para el que es indagado sobre su condición étnica, sobre todo si la intención no es del todo clara.

*Docente Universitario Jorge101@cwpanama.net