09 de Ago de 2022

  • Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Autores, literatura y mitos

Grandes autores de la literatura universal expresaron a través de sus obras, diversas expectativas según los dirigiesen sus motivos pers...

Grandes autores de la literatura universal expresaron a través de sus obras, diversas expectativas según los dirigiesen sus motivos personales o fundamentados en las condiciones sociales en las cuales estuvieron inmersos; la literatura, fue el producto de un complejo y sorprendente proceso que se inició con el descubrimiento de la Escritura por la civilización más antigua de todas, los Sumeria y el lugar preciso fue la ciudad—estado de Uruk, hace más de 6500 años; desde esta formidable invención la cultura humana ha generado toda clase de exposiciones y de explicaciones ajustadas al tiempo en que se vive o “ Zeigest “ y en nuestra sociedad actual, hartamente imbuida en el “ consumismo ” se han producido nuevos mitos.

Uno de estos mitos contemporáneos tiene que ver mucho con el concepto de la “ felicidad ”; en este mito, se estimula la imaginación sobre una sociedad en la cual prima el individualismo y este produce felicidad; pues, a través de un producto de consumo, sea una bebida, un vestido o calzado, un artefacto de comunicaciones, u otro tipos de bebidas más espirituales, como “ el agua de vida ”, o en el peor de los escenarios un asilo para nuestra etapa de la ancianidad, la felicidad se logrará si aceptamos la publicidad que la genera, solo hay que llamar por teléfono y tendremos “ felicidad a la carta ”.

Como quiera, es una falsa creencia el hacer suponer desde su problemas vivenciales que el comprar o lucir algún objeto nos hará más bellos, jóvenes, inteligentes, productivos como personas o más humanos; por ello es cierto que el mito se puede generalizar refiriéndose a nuestra sociedad actual como el mito del hedonismo y el utilitarismo, en donde la solidaridad, la integridad, los valores, la responsabilidad, la templanza, y hasta nuestra familia ocupan un lugar secundario, detrás del objeto que debe consumirse, porque la familia la recrean como un centro comercial familiar.

Este mito es actual y como vemos dista de cualquier dios y atributo, nuestro atributo más apetecible es la sola capacidad de consumir. Pueden citarse muchos mitos más, pero percibiremos que a medida que pasa una época y esta releva a la anterior en todas las culturas, sobreviven y se crean nuevos mitos, los cuales son incorporados a nuestra forma de asimilar el mundo, otro ejemplo los comics y los súper héroes, los cuales no son productos de amoríos entre dioses y mortales, como en todas las mitologías de la antigüedad clásica, sino héroes producto de la ciencia y/o accidentes de experimentos científicos; otro mito el de los líderes políticos eficientes, etc.; lo cual nos dice que los mitos nos han acompañado desde antes de la existencia de la escritura y la literatura y al parecer continuarán con nosotros, porque es la cultura humana quien los necesita y los crea.

*Docente en Filosofía.cocranc@hotmail.com