Temas Especiales

05 de Jun de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Homenaje al 28 de Noviembre

Casi nunca nos ocupamos de resaltar la fecha clásica de nuestra independencia de España, hecho testimoniado mediante tres Actas de Indep...

Casi nunca nos ocupamos de resaltar la fecha clásica de nuestra independencia de España, hecho testimoniado mediante tres Actas de Independencia. El Acta del 10 de Noviembre de 1821, firmada en La Villa de Los Santos; El Acta de Panamá de 28 de Noviembre de 1821, y El Acta de Independencia de la Ciudad de Santiago de Veraguas de 1 de Diciembre de 1821.

La Ley N° 26 de 27 de marzo de 1941, sobre días de fiesta nacional, días feriados y fiestas cívicas; determinaba que el 3 de Noviembre se conmemoraba el Día de la Fundación de la República y el 28 de Noviembre la Independencia Panamá de España.

En una poesía al 28 de Noviembre, escrita por Los Amigos del País, destacan ‘que por sí propio el Istmo se hace independiente. La Patria anegada en gozo i contento, en feliz momento clamó libertad. Se pronuncia Los Santos primero, i es asombroso que de este lugar, cual eléctrico fuego discurra por le Istmo la voz libertad’. Alfredo Figueroa en su obra Dominio y Sociedad en el Panamá Colombiano, señala las diferencias entre las Actas, La Villa de los Santos vs Santiago: la de La Villa de Los Santos no contempla fines o propósitos económicos. En tanto, la de Santiago de Veraguas, refleja los intereses latifundistas y de terratenientes, con actitud religiosa. Nos dice Moisés Chong M., que en el caso del 28 de Noviembre hay lugar para lo anecdótico, psicológico, episódico, pero, sobre todo, están las condiciones materiales y espirituales, determinantes en los hechos de 1821.

En sus Apuntamientos Históricos, don Mariano Arosemena, miembro principal de los sucesos del 28 de Noviembre, indica: ‘La aurora apareció risueña, sus rayos de luz comenzaron a alumbrar el venturoso día de nuestra emancipación del coloniaje’.

En la Historia de Panamá y sus textos, Tomo I, sesudos y acuciosos investigadores de la Ciencia Histórica, tales como Celestino Araúz, Carlos Gasteazoro y Armando Muñoz, sostienen que ‘aunque se ha dicho que llegamos tarde a la independencia, tal circunstancia estuvo signada por las condiciones especiales que reunía el Istmo como sitio estratégico y asiento de ejércitos de la corona española en América, si bien el anhelo de libertad e independencia estuvo presente en los istmeños, sobre todo, ante el triunfo alcanzado por las tropas del libertador Simón bolívar en Suramérica’.

El 28 de Noviembre ha quedado relegado a un día de asueto, desfiles parciales y uno que otro acto cívico en la República de Panamá. Fueron 320 años de dominio colonial, que finalizan el 28 de Noviembre de 1821. En realidad de verdad, se trata del Día de la Nacionalidad Panameña, el día en que se concretaron los ideales de los istmeños: librarse del dominio hispánico e incluso, unirse voluntariamente a Colombia. Aunque Veraguas, por su propia idiosincrasia, lo hiciera poco después. ‘Es la proclamación libre y espontánea de la independencia del Istmo. Allí está contemplada la justicia, la generosidad, la política y el Interés Nacional’, como expresó Simón Bolívar. Debemos dar mayor valor a esta fecha clásica.

*EDUCADOR.