Temas Especiales

26 de Nov de 2020

Juan Pablo García Farinoni

Columnistas

Cumbre de las Américas y democracia

"...revisamos si en efecto la República de Cuba es o No es ‘democrática’ o NO incluye la ‘gobernanza democrática’."

Cumbre de las Américas y democracia
Cumbre de las Américas y democracia

Después de analizar algunas conferencias de prensa de funcionarios del Gobierno de los Estados Unidos, como del presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado o la secretaria de Estado adjunta de EE. UU. para Latinoamérica, Roberta Jacobson, sobre las pasadas declaraciones del presidente de la República de Panamá, S.E. Juan Carlos Varela, en la última Asamblea General de las Naciones Unidas, donde hacía mención de que todos los países del continente americano deberían asistir a la próxima Cumbre de las Américas, a celebrarse en el año venidero en Panamá; los mismos expresaron un NO rotundo sobre la invitación a la República de Cuba al magno evento, por considerar que solo deben asistir los países ‘democráticos’, además de otros argumentos.

Son opiniones que nos llevan a reflexionar sobre el concepto de democracia y sobre los principios y espíritu del desarrollo de las cumbres de las Américas, la cual está compuesta por treinta y cuatro países independientes y participan los jefes de Estado cada tres años de este evento.

Ahora bien, la democracia se define como la organización social que atribuye la titularidad del poder al conjunto de la sociedad. De la definición podemos mencionar que de la misma se desprenden varios otros conceptos, como la participación, representación, acceso, oportunidad, libertad, justicia y equidad, que enmarcan conceptualmente la esencia de toda forma de sociedad debidamente organizada.

Cuando desarrollamos la definición del concepto democracia, revisamos si en efecto la República de Cuba es o No es ‘democrática’ o NO incluye la ‘gobernanza democrática’.

Partiendo desde sus estructuras gubernamentales y planes de Gobierno, nos damos cuenta de que la República de Cuba mantiene un sistema de educación (según el Banco Mundial; 4 de septiembre de 2014) con parámetros mundiales, superior a toda Latinoamérica, donde dispone de un sistema eficiente y profesores de alto nivel, con ACCESO y OPORTUNIDAD a todas y todos los ciudadanos, destinando un catorce por ciento de su presupuesto anual a este rubro, y que el mismo representa el mayor porcentualmente de toda América.

El sistema de salud cubano, según organismos internacionales, es uno de los mejores de América, e incluso está por encima de algunos países europeos, en términos médicos y odontólogos per cápita. Todo cubano tiene ACCESO a un médico, enfermera, especialista y medicinas, a diferencia de otros Estados, que solo este acceso u oportunidad se limita a los ciudadanos que mantienen cierto poder adquisitivo.

En alimentación y seguridad alimentaria, la República de Cuba ha sido reconocida por la FAO (por sus siglas en inglés), que el presente año la condecoró por su lucha continua contra el hambre y la desnutrición.

De esta forma la República de Cuba mantiene un sistema justo, equitativo y de oportunidades que le garantiza al ciudadano acceso a una vivienda digna, recreación y deporte de alto nivel, y protección en caso de desastres naturales, además de una política de Estado dirigida al cuidado permanente del medioambiente.

Sin entrar en otros detalles y estadísticas, observamos que la República de Cuba cumple con los términos del concepto de ‘DEMOCRACIA’ y ‘GOBERNANZA DEMOCRÁTICA’, que son los principios fundamentales de las Cumbres de las Américas, sin mencionar que es un Estado reconocido por las Naciones Unidas, que indica claramente que su posición geográfica está y estará por siempre en el bello continente de América.

No estamos seguros si el modelo cubano es el mejor, o es el más justo, pero lo que sí observamos es que es uno de los sistemas más equitativos existentes en nuestra América, donde hay países con presupuestos multimillonarios, y aún con estadísticas de pobreza extrema.

Sin ánimos de criticar o contradecir la opinión de los funcionarios del Gobierno de EE. UU., creemos fielmente, por lo antes expuesto, que la República de Cuba debe participar, proponer y recomendar en la próxima Cumbre de las Américas a celebrarse en Panamá, además de reintegrarse plenamente a la Organización de Estados Americanos, tal cual lo expresó en días pasados su secretario general, José Miguel Insulza.

La humanidad nos ha dado una lección y fue por la solidaridad mundial, por la que logramos recuperar el Canal de Panamá. Solo habrá democracia regional y global si Cuba está presente.

*DIPUTADO DEL PARLACEN POR EL ESTADO DE PANAMÁ, PRESIDENTE DE LA COMISIÓN DE RELACIONES INTERNACIONALES DE ESE ORGANISMO.