Temas Especiales

16 de Jan de 2021

Avatar del Julio César Caicedo Mendieta Portocarrero

Julio César Caicedo Mendieta Portocarrero

Columnistas

El dinero que brilla

Desde el comienzo de la era cristiana se vieron los estragos del oro con las treinta monedas que recibió Judas

A los muchachos nuevos de Panamá, que supuestamente debiesen estar aprendiendo de los actos de la gente mayor, les sugiero mucho cuidado al caminar en la corta y escabrosa senda que les queda por recorrer en este país que el poeta Santos Chocano llamó una vez: ‘Panamá, llave del mundo'. Deben advertir que en las investigaciones por robos al Estado donde señalan a renombrados empresarios y políticos, el denominador común que los marea es el dinero. García Márquez comparo al dinero con la mierda del diablo, eso lo leí hace tiempo en una recopilación cubana de la extensa participación periodística de Gabo en los diarios colombianos.

El dinero en nuestro sistema no es más que una mercancía, pero no es cualquier mercancía, porque tiene la particularidad de que sirve de medida para comprar al resto del mercado, incluyendo intangibles como la conciencia. Inclusive, pese al mal olor que tiene, se convierte en la feromona artificial más poderosa del planeta. Usted es mi mejor testigo sobre cómo lindas muchachas caen en los brazos de los delincuentes millonarios de este Panamá indiferente y son puestas luego en empresas de radio y TV o como compradoras internacionales de trapos, modas y lencerías.

Desde el comienzo de la era cristiana se vieron los estragos del oro con las treinta monedas que recibió Judas. ¿Qué le puede esperar a Panamá, si hasta de la separación de Colombia en 1903 nos reclaman que fue una venta? En su libro Panamá y su separación de Colombia, Eduardo Lemaitre específica cuánto le tocó en oro a José Manuel Marroquín, último presidente colombiano que tuvimos luego de casi 80 años como departamento paisa.

Como está hoy la política panameña con su especial democracia, no es de extrañar que el dinero provoque un golpe de Estado, propiciado en cualquier momento por el poder legislativo. Miren muchachos nuevos, contéstenme, ¿cuándo los militares de cualquier cúpula han recibido aumentos como los que sabemos?... ¿Cuándo en la historia panameña se han tenido tantos diputados que recitan con vehemencia la parte aquella de la cuarteta Santanera: ‘Por la plata baila el mono'?, ¿cuándo se ha visto involucrada tanta gente de plata y poder que no quisiera que la justicia horadara más vericuetos (un bando en especial)?

Gracias a los últimos movimientos económicos de esta parte del planeta, en donde se ubica Panamá y en donde Chávez y Maduro los empobreció el oro negro, por no saber ni limpiarse, ¡ah! porque si Ud. no sabe lidiar a ese cardumen brillante, se le esfuma o lo convierte en loco, o lo cambia de preferencias sexuales de la noche a la mañana, como les ha pasado a muchos ambiciosos aquí en Panamá. Juventud, cuídese mucho del dinero, que es ‘La mierda del diablo'.

ESCRITOR COSTUMBRISTA.