Temas Especiales

04 de Jul de 2022

  • Avatar del Mireya Lasso

    Mireya Lasso

Columnistas

¿Somos realmente felices los panameños?

Ese análisis nos podrá servir para redirigir y acometer con renovado brío las tareas del nuevo año

Según CID-Gallup así lo parece, de modo que podemos comparar esos resultados con nuestras experiencias en los últimos doce meses: avances, amistades, retrocesos, estancamientos, logros, alegrías, salud, ingresos, frustraciones. Todos tendremos diferentes cuotas de emociones para arribar a fin del año a un saldo que revelará si el año nos termina con un balance constructivo. Ese análisis nos podrá servir para redirigir y acometer con renovado brío las tareas del nuevo año.

Por lo menos en los últimos tres años la encuestadora CID-Gallup ha realizado la llamada ‘encuesta de la felicidad' para medir el estado de ánimo de la población adulta en más de 135 países. Típicamente, con más de 100 000 entrevistas por teléfono o cara-a-cara, la encuesta este año produjo un informe sobre la sensación de bienestar en el mundo. De los quince países más felices, diez corresponden a América Latina. Sorpresa: Panamá ocupó la primera posición.

La medición de cinco áreas de estudio cubrió ‘propósito o perspectivas a futuro', es decir, si te agrada lo que haces diariamente y si has hecho o aprendido algo interesante cada vez; ‘relaciones sociales', si cuentas con el apoyo de amigos o familiares que te motivan o dan energías; ‘situación financiera', si tienes suficiente dinero para hacer lo que quieres o te has preocupado por el dinero en la última semana; ‘participación comunitaria', si te gusta donde vives y si en el último año te han reconocido algún aporte para mejorar tu entorno o tu comunidad; ‘salud física', si tienes salud casi perfecta y si te has sentido activo y productivo cada día.

Los resultados, como siempre, se ubicaron en tres niveles según la suma de satisfacciones o insatisfacciones en, al menos, tres de las áreas encuestadas: ‘pujantes', si el bienestar se mostraba fuerte y consistente; ‘en aprietos', si el bienestar era moderado o inconsistente; o ‘en problemas', si el bienestar era bajo o inconsistente.

Con un resultado ‘pujante' en cuatro categorías, Panamá resultó primera en el continente americano este año con un registro de felicidad de 53 % —aunque menor al 61 % hace tres años— sobre Costa Rica 47.6 %, Puerto Rico 45.8 %, Suiza 39.4 %, Belice 38.9%, Chile 38.7 %, Dinamarca 37 %, Guatemala 36.6 %, Austria y México 35.6%, Uruguay 35.5 %, Argentina 33.6 %, Colombia 33.4% y Brasil 33.2%. Superamos a los europeos en los aspectos que miden la felicidad cotidiana, pero fallamos en finanzas con la posición 29. No sorprende que países de África y Asia, que sufren conflictos civiles, como Siria, Afganistán, Congo y Benín, estén entre los últimos en todas las categorías. En los Estados Unidos el índice marcado a nivel nacional fue de 61.7 % en el año 2015 con los estados de Hawái y Alaska ubicados en las primeras posiciones.

Dos conclusiones interesantes también se revelaron: los panameños han mostrado en todas las encuestas una cultura que tiende a resaltar los aspectos más positivos de sus vidas; y, además, somos, de todos los países americanos, quienes tenemos menos deseos de emigrar y mudarnos a otros países porque estamos contentos en nuestro país donde tenemos nuestros mejores amigos o un buen amigo en el lugar de trabajo. A diferencia de otros países, los panameños han asegurado que todos los días aprenden algo nuevo y desde el más pobre hasta el más rico encuestado recuerda haber reído por lo menos una vez al día.

Evidentemente existen otras mediciones objetivas, que miden el índice de desarrollo humano, nivel educativo, sostenibilidad ambiental, etc., mientras que las encuestas de felicidad CID-Gallup revelan estados de ánimos subjetivos. Aunque menos que antes, los panameños en general aún nos sentimos felices.

EXDIPUTADA