La Estrella de Panamá
Panamá,25º

12 de Nov de 2019

Víctor Paz

Columnistas

Pero ¿quién investiga al que investiga?

¿Por qué todos los megaescándalos de corrupción internos son detectados desde el extranjero?

¿Por qué todos los megaescándalos de corrupción internos son detectados desde el extranjero? Exceptuando, claro está, el mamotreto de ‘justicia' que nos pintó la actual administración. ¿Por qué mamotreto? Por la cantidad de depósitos domiciliarios que se han dado (inclusive, dándole libertad, aunque fuere temporal, a exdictadores, maleantes y asesinos abyectos) Por otro lado, la intervención del Gobierno de EE.UU. cerrando periódicos en Panamá, como si aquí no hubiera ni Gobierno ni soberanía ni Dios ni ley.

Esta constructora tenía el escándalo montado desde hace tiempo, su fama les precedía. Y aún así los contrataron, y aún así los mantuvieron. ¿Por qué? En Panamá, de un tiempo para acá, se hacen MEGA contratos con empresas de muy dudosa referencia. Es como si usted me dijera que va a contratar a un alcohólico empedernido para que le arregle el auto, porque es buen mecánico. ¿Tendrá eso sentido? Parece tonto, pero para la cosa pública es malévolo...

Algo similar, guardando las debidas proporciones, pasó con el canal y ya vemos cómo ha ‘terminado' esa relación. Porque todas estas relaciones, dudosas, hacen que perdamos valioso dinero del pueblo panameño, no del Gobierno ni de la ACP. Ahora bien, si algunas personas avisaron de la mala práctica de esta empresa (antes que el escándalo estallara internacionalmente) ¿por qué nuestras autoridades no actuaron de inmediato? ¿Pasaron tres Gobiernos diferentes y ninguno supo nada? ¿Ni siquiera el actual, en su afán de ‘hacer justicia', investigó las MEGA obras con MEGA sobrecostos? ¿Se llenaron la boca hablando de eso en campaña, y hoy se dan el lujo de morir callados, como vírgenes mártires estoicas? En honor a la verdad, han sido sospechosamente torpes y lentos, y no merecen estar donde están. Entonces que otro, con la suficiente solv encia moral, o capacidad, asuma el reto.

¿Cómo es posible que luego vengan con un par de millones, como adelanto de multa ‘por si acaso salen culpables'? ¿Eso qué es? ¿Dónde quedó la moral de nuestras autoridades, o peor aún, dónde quedó su sentido común? Es decir: ‘Está bien, jugué sucio, pero ahora toma este dinero para que veas mi buena fe, y ayudarte a olvidar el asunto'. Yo no soy abogado, pero ¿acaso esa no es una forma velada de soborno también?... Luego, la torpeza y enorme falta de carácter de nuestras autoridades, aceptando trueques, canjeando pedazos de justicia por espejitos legales. Lo más asqueroso de la corrupción, es cuando utilizan a la propia justicia de antifaz.

No, aquí no solo hay que investigar a los implicados en tres Gobiernos diferentes, sino a los que investigan también. Por apatía, por lentitud, por torpeza, incapacidad o quién sabe qué más. Un ciego no puede guiar a otro ciego ni nosotros (como pueblo) agarrarnos del chicote del último ciego en ser guiado. Porque siempre llega un momento en que la incompetencia también se convierte en delito; aunque fuere moralmente.

Mientras sigamos permitiendo que nos den excusas, y nos dirijan perfectos oportunistas disfrazándose de aliados o independientes, las cosas no mejorarán en Panamá. Si queremos que esto se sepa, nos devuelvan el dinero, y no vuelva a ocurrir, hay que exigir que otras personas (auténticamente independientes y sin vinculación a las figuras gubernamentales, políticas o del poder comercial) tomen la cabeza de esas investigaciones. Y que el pueblo sea el garante del resultado obtenido, y de las correcciones que haya que tomar. El Gobierno actual, por ser implicado también, no puede seguir dirigiendo las investigaciones. Así como tampoco será capaz de aplicar los correctivos que resulten de ellas.

INGENIERO EN SISTEMAS.