24 de Feb de 2020

Rubén Darío Paredes

Columnistas

¿Quién tira la primera piedra?

Estamos a solo 26 meses de las próximas elecciones de mayo del 2019.

Estamos a solo 26 meses de las próximas elecciones de mayo del 2019.

Todos aquellos panameños culpables ante el Ministerio Publico por casos de peculado y corrupción política en cualquier grado de sentencia, inclusive ex presidentes, perderán el derecho a postularse a todos los cargos de elección popular el resto de sus vidas.

Los casos de peculado y corrupción política no prescriben. Ser miembro del PARLACEN y otros fueros que otorga la Ley Electoral, quedan sin efectos ante estas condenas por peculado y corrupción.

No haba medida cautelar a ninguna edad para cumplir con sentencias protocolizadas, en residencias, fincas, hospitales ni clínicas. Todo privado de libertad pagara su condena en las cárceles del gobierno nacional, que estarán organizadas suficiente para garantizar la vida, salud, honra y derechos humanos de todos los privados de libertad.

Los diputados no tendrán el derecho a la reelección inmediata, es decir no podrán postularse al final de su periodo como diputado. Tendrán que esperar cinco años fuera del cargo para volver a aspirar.

En la nueva Constitución se reglamentara el sistema universal de la Segunda Vuelta para elegir a los presidentes.

En el mes de junio del 2017 se convocará a elecciones populares de los 60 constituyentes en todas las provincias y comarcas para organizar el Proyecto Nueva Constitución. (Periodo de campaña y promoción/ No podrán aspirar a cargo de constituyentes diputados en función, ni aquellos impedidos por ley/ Los partidos políticos podrán postular/ También habrán Libre Postulaciones.

En el mes de septiembre del 2017 se realizarán las elecciones para elegir a los 60 constituyentes.

En el mes de noviembre del 2017 se instala y juramenta la Asamblea Paralela para la Nueva Constitución.

En el mes de junio del 2018 la Asamblea Constituyente entrega el Proyecto de Nueva Constitución al Tribunal Electoral. Inmediatamente esta Asamblea se extingue o desaparece. Inicia el periodo de divulgación, discusión y debates ya camino al Referéndum.

En el mes de febrero del 2019, se realiza el Referéndum a nivel nacional.

En el mes de abril del 2019 entra a regir la n ueva Constitución de la República.

En el mes de mayo del 2019, elecciones Populares para elegir presidente y vicepresidente; diputados provinciales. Se cancela la figura del circuito electoral para los Diputados.

No es propio de gobernantes honorables, tratar de ignorar el deterioro político y moral que han causado el escándalo de Corrupción de ODEBRECHT y las declaraciones incriminatorias a cielo abierto y todo pulmón del ex ministro consejero Lic. Ramón Fonseca Mora, denuncias mas que contra el presidente Varela; mas bien contra la descomposición y deterioro moral y político del estado panameño y nuestro sistema de gobierno fallido. Aparentar que aquí no ha pasado nada, mientras pasas agarrado de la cola de un elefante enloquecido en el medio de rosas y gardenias y pretender el estatus quo cómplice, no es otra cosa que profundizar la corrupción política donde estamos todos inmersos. Por otra parte, sería un acto de irresponsabilidad política entregar la presidencia al próximo mandatario en el 2019, sin antes rectificar o sanear la podredumbre por corrupción y pestilencia, a sabiendas que en el sótano del Palacio de las garzas dejas una enorme carga de explosivo con mecha lenta ya encendida. En consecuencia señores del gobierno nacional, las circunstancias conocidas y estado de deterioro progresivo de la nación, exige un alto obligado, y las circunstancias tan delicadas sugieren corresponde al excelentísimo señor presidente Juan Carlos Varela, asumir el ‘Liderazgo Reparador' de la Patria lastimada y ofendida por tantos malos hijos con medidas cautelares de lujos, donde seguro recibirá el apoyo entusiasta y decidido del Soberano, ¡siempre que se decida desenfundar su espadín y brille al sol su casta y coraje de estadista! Iniciando con la convocatoria al pueblo para elegir por las urnas los 60 panameños que integraran la Constituyente Paralela como lo especifica el artículo 314 de la Constitución vigente. Tal como se explica, la Asamblea Constituyente Paralela, no podrá destituir ni nombrar funcionarios, ni inmiscuirse en el funcionamiento de los tres órganos del Estado. De igual manera, el Legislativo y Ejecutivo, no tendrán injerencia o participación en el proyecto que logre la Asamblea Paralela. Esta solo esta obligada a entregar al Ejecutivo y Tribunal Electoral (TE), el texto de la Nueva Constitución de la República y a partir de ese acto solemne, esta ‘Asamblea Paralela se Extingue de manera automática y sus miembros ya ciudadanos comunes, retornan a sus comunidades'. Este Texto o Proyecto de Nueva Constitución de inmediato se someterá al Referéndum tal cual se presento al Ejecutivo y TE, sin alterar siquiera un punto o una coma, no más tarde de 6 meses contados desde la publicación del Proyecto en el Boletín del TE. La nueva Constitución empezara a regir 30 días hábiles siguientes de la fecha de la aprobación del Referéndum. Se recomienda por razones obvias, que el documento sobre la Nueva Constitución que presentaron Los notables al expresidente Martinelli y éste raudo archivó, sea rehabilitado y sirva como el documento base de despegue o guía imprescindible para iniciar tan ardua y delicada faena constitucional. Por otra parte y para aquellos que prefieren y aúpan el otro método reformador o sea la Asamblea Originaria, (Que no contempla la Constitución vigente) que necesita un ambiente de Ingobernabilidad, caos, sirenas, batalla campal y cabezas rotas; puede despedir y nombrar provisionalmente nuevos gobernantes o Junta Provisional. Al estudiar la obra del doctor Jorge Fábrega Ponce, ESTUDIOS CONSTITUCIONALES DE PANAMA, podemos asegurar que no existen evidencias categóricas en nuestra historia, que confirmen que los resultados de las Constituyentes Originarias, sean más legítimos y suficientes o democráticos; que los mismos obtenidos como resultado mediante el método de ‘Constituyente Paralela o inducida', como ocurrió comparativamente en 1946 y después en 1983, sin embargo ¡posiblemente lo contrario! según lo confirman en la obra del Dr. Fábrega, los maestros constitucionalistas Cesar Quintero, Dulio Arroyo, José H. Ricord, Mario Galindo, Rolando Murgas T. y Carlos Bolívar Pedreschi.

Para aquellos ciudadanos con legítimos temores y preocupaciones ante posibles riesgos a que exponemos la republica; el orden constitucional, paz y equilibrio social; crecimiento de la economía, trabajo y producción nacional más la operación del Canal de Panamá, durante estos procesos de reformas o nueva constitución, deberían despejar tanto los temores como las aprehensiones. Estos escenarios negativos o alteración del orden constitucional no tienen ninguna posibilidad de progresar, justificación y ambiente siempre y cuando sigamos el mandato del artículo 314, que desarrolla el concepto muy claramente sobre la organización del método de la constituyente paralela. La virtud de este método lo garantiza la propia constitución, que exige al estado la supervisión y control del orden constitucional durante todo el proceso. En las administraciones De la Espriella, Pérez Balladares y Endara ocurrieron reformas a la constitución y referéndums en pleno orden y sin novedad que lamentar.

Por lo expuesto hasta aquí y ante la crisis por corrupción generalizada en nuestra clase política y penetración del mal en funcionamiento de los tres órganos del Estado, y la descapitalización de credibilidad de la clase política gobernante y fragilidad manifiesta de nuestra carta magna, el estadista de visión y garra cabalgaría sobre la oferta de la constituyente paralela y no esperar el naufragio político que nos lleve a todos al caos de la constituyente originaria, golpes de estado, régimen totalitario, como en países muy cercanos, ¡dios quiera no! Pero va a depender de la determinación y garra de todos los panameños de buena voluntad.

EX MINISTRO Y GENERAL EN RETIRO.

No existen evidencias en nuestra historia que confirmen que los resultados de las Constituyentes Originarias, sean más legítimos...