Temas Especiales

14 de Jul de 2020

Avatar del Juan Bosco Bernal

Juan Bosco Bernal

Columnistas

Papiros

Estimemos el valor de este espacio de cultura y conocimiento que hoy inauguramos.

Ante todo, agradezco en nombre de la comunidad universitaria de la Udelas las palabras del doctor Juan David Morgan, escritor, académico de la lengua, panameño que lucha por el desarrollo de nuestra cultura nacional. Muchas gracias Juan David por tu presencia y amistad con nuestra universidad y acompañarnos en esta inauguración de la librería Papiros.

En la historia de la humanidad está registrado aquel incomparable día en que el primer trazo de una mano se plasmó en la piedra de una caverna. Quizá fue un elemental dibujo, un hechizo, un conjuro ante la naturaleza hostil, el miedo, los animales. Del grito, del sonido gutural, el cerebro dejaba una huella; digamos, un trazo de su memoria, de su inicial inteligencia, reactiva, analfabeta, pero ya no éramos primates, éramos seres humanos.

Desde entonces, el conocimiento, la expansión de esa inteligencia, los registros de hechos, los sentimientos, de alegría o dolor, la memoria del hombre, han tenido en la escritura, en lo que serán los libros, el más seguro, perdurable y admirable aliado de cuantos le han acompañado.

Los papiros fueron aquellas páginas inmemoriales y fabulosas elaboradas a mano donde se iniciaron lo que serían las primigenias historias, desde donde nacerían las bibliotecas dentro de vasijas y, luego, en anaqueles clasificados, donde la imprenta multiplicaría el original escrito y la información entre los hombres, civilizaciones, idiomas e hizo perdurables los recuerdos.

Por ello, Papiros es el nombre escogido para nuestra librería. Es el homenaje que la Universidad Especializada de las Américas, rinde al conocimiento humano y a los libros para aprender, para fomentar la lectura en páginas que sean de la ciencia o de la literatura.

Papiros es desde hoy una librería —si bien pequeña—, observen que su estructura es un contenedor de carga marítima, adaptado con ventanales de vidrio, aire y servicios para quienes la visiten. Esto es otro símbolo de este proyecto que expresa ‘contenerizar', es decir, un lugar que contiene los textos, los libros educativos, científicos, útiles para nuestros estudiantes en su enseñanza superior y carreras universitarias.

Y también es un lugar de reunión, que ha sido colocado exactamente al lado de un árbol Panamá joven que se sembró aquí cuando comenzó esta universidad a funcionar en Albrook, la antigua base militar convertida en centro educativo, con el mismo sentido que la Ciudad del Saber en Clayton y cuya Junta Directiva preside, precisamente, nuestro escritor invitado. Un sitio para que la comunidad universitaria, los usuarios de la librería, puedan reunirse, leer, realizar eventos culturales, lanzar un libro nuevo que se agrega a la bibliografía nacional, escuchar un recital coral, musical o una conferencia especializada.

Asimismo, le solicitamos a dos extraordinarios pintores del país que sus trazos pictóricos, su lenguaje de imágenes y símbolos escoltaran las puertas de nuestra librería, como una expresión del arte que se suma a esta esquina cultural que hoy inauguramos, casi, casi como quien realiza un anhelo, un sueño que hace unos dos años imaginamos y hoy es una realidad.

Es un esfuerzo institucional de la Udelas para proyectar nuestra concepción de la educación humanista y que implica conciencia de nuestra identidad, memoria, orgullo y estima por lo que somos como panameños. Educación integral, lectura para todos. Una librería que estará aquí abierta de par en par, como una conquista institucional que proyecta la cultura universal y que coexistirá con las computadoras, con los libros digitales, con los móviles, con los lenguajes cibernéticos.

Aquí también venderemos, además de textos universitarios, e-books , ‘usbs', películas en formatos digitales, libros de colección de autores nacionales en papel y en digital.

Nada riñe entre aquel primer y admirable ‘papiro' que alumbró la mente del ser humano y las grandes conquistas tecnológicas de hoy.

Quiero expresar mi gratitud —como rector de la universidad comprometida con el país mejor que tenemos que construir cada día— a todos los colaboradores de la Udelas que se esforzaron y contribuyeron en concretar lo que fue la idea de una librería universitaria que no teníamos y que hoy ya tenemos. Han realizado un trabajo magnífico, con afecto, mística y desarrollado el concepto con modernidad y con respeto profundo al conocimiento y su trasmisión educativa, al libro universitario y a la cultura que impulsamos desde esta universidad.

Mi reconocimiento a todos, a Sibudelas, su directora Yisela Arrocha y sus colaboradores de la biblioteca central en este mismo edificio; a Cevinpros y su notable gestión, a los pintores invitados —Ureña Ramos, y Olowagdi— por sus murales en las paredes externas, a jardineros, albañiles, personal de servicios generales, a la División de Ingeniería y Arquitectura, personal de Administración Financiera, al hermoso logotipo de Papiros de Salomón Vergara. A todos mi reconocimiento.

Es un paso, un paso que nos enorgullece y que ofrecemos a toda nuestra universidad, con el compromiso de que se multiplicará el esfuerzo a nivel nacional y llegaremos a las extensiones en todo el país, con otras librerías Papiros.

Felicidades en este día de luz para la Udelas, porque nace su librería universitaria. Estimemos el valor de este espacio de cultura y conocimiento que hoy inauguramos.

MUCHAS GRACIAS.

RECTOR

DISCURSO EN EL ACTO DE INAUGURACIÓN DE PAPIROS, LIBRERÍA UNIVERSITARIA DE LA UDELAS, 26 DE ABRIL DE 2017.