La Estrella de Panamá
Panamá,25º

22 de Oct de 2019

Kyungsun Kim

Columnistas

Poner fin al acoso escolar, tarea de todos

Las escuelas, oficiales o privadas, en el campo, las comarcas o la ciudad, deben ser espacios donde los niños y sus familias se empoderen, aprendan, convivan y se sientan seguros

Todos los niños, niñas y adolescentes tienen derecho a la educación; un derecho fundamental consagrado por la Convención sobre los Derechos de los Niños, ratificada por Panamá en 1990. La educación es crucial para su desarrollo, adquirir habilidades para la vida, establecer relaciones sociales, cultivar la confianza y la autoestima, adquirir conocimientos y potenciar talentos. Por esto, todos los agentes de la sociedad debemos unirnos para clamar porque la educación de calidad llegue a todos los rincones del país.

Las escuelas, oficiales o privadas, en el campo, las comarcas o la ciudad, deben ser espacios donde los niños y sus familias se empoderen, aprendan, convivan y se sientan seguros. En algunas ocasiones se presentan en los planteles educativos situaciones adversas a la convivencia armónica, sobreviniendo actos violentos que impactan en el desarrollo y bienestar de los niños en forma grave y duradera. A estas formas de violencia caracterizadas por agresiones físicas, psicológicas o intimidaciones que se dan de forma persistente entre pares en el entorno escolar se las conoce como bullying .

Lamentablemente no son pocos los casos de violencia en el entorno escolar. En el estudio sobre la situación de la violencia contra la niñez desarrollado en 2017 con apoyo técnico y financiero de Unicef, el 52.5 % de los adolescentes que participaron en los grupos focales manifestaron que han sufrido bullying o acoso en sus escuelas. Los niños y niñas actualmente también están sufriendo acoso a través de medios digitales y redes sociales.

Proteger a todos los niños y niñas contra el bullying y el cyberbullying no es solo un imperativo ético o un objetivo loable de la salud pública o de las políticas sociales; es una cuestión de derechos humanos. Afecta el derecho de todo niño y niña a no ser objeto de violencia, a no ser discriminado, a recibir una educación inclusiva y pertinente, a gozar del más alto nivel posible de salud, a ser escuchado y a que su interés superior sea considerado como el principal criterio en la toma de decisiones que afecten su vida.

Por esto, Unicef y FundaMorgan se aliaron a finales de 2014 con el interés de desarrollar proyectos y acciones enfocadas en la prevención del acoso escolar y en la promoción de espacios educativos seguros y libres de violencia. Se convocó a organizaciones de la sociedad civil para que se unieran a esta iniciativa y aportaran ideas y recursos. Rápidamente se sumaron el Ministerio de Educación, la Organización de Estados Iberoamericanos, la Fundación Relaciones Sanas, Fundación Amaneceres, Fundación Valórate y Fundación Basta de Acoso y Violencia Panamá. Entre todos se creó la Mesa de Trabajo de Bullying y el Proyecto Escuela Segura - No al Bullying. En este marco se han realizado capacitaciones y se produjo el ‘Protocolo Escolar de actuación ante situaciones de bullying ' que Meduca ha avalado y esperamos sea adoptado como guía institucional para el abordaje de esta problemática.

A pesar de estos logros, dada la magnitud de la situación, debíamos llegar a un público lo más amplio posible. Es así como la Mesa de Trabajo de Bullying se ha unido al capítulo de jóvenes de la organización Unidos por la Educación para desarrollar durante el mes de mayo la campaña #CeroBullying.

Unicef contribuye a sumar los esfuerzos de organizaciones y personas para crear un movimiento que rechace todas las violencias que afectan el desarrollo integral de la niñez panameña. Estamos convencidos de que prevenir y atender las situaciones de acoso escolar exige un esfuerzo coordinado y articulado de toda la comunidad, incluyendo a los padres, maestros, estudiantes e instituciones responsables de la atención de las niñas, niños y adolescentes.

REPRESENTANTE DE UNICEF PANAMÁ.