La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Avatar del Samuel Lewis Galindo

Samuel Lewis Galindo

Columnistas

China

‘Muchos se preguntan, [...], cómo será el futuro de nuestra relación con un país autocrático como China, que carece de instituciones independientes [...]'

Cuando Panamá estableció relaciones diplomáticas con el Gobierno de la República Popular de China, los ciudadanos aplaudimos mucho al presidente Varela por su atinada decisión. Se pensó que nuestra relación con China sería igual a la que mantuvimos con Chile, Alemania, España, Argentina, Japón y muchas otras naciones. Lamentablemente, esto no fue así. Desde el primer momento la República Popular de China se constituyó para el presidente Varela en el ‘niño consentido'.

Existe mucha aprehensión, en los círculos políticos de oposición y en algunos grupos independientes, por el trato preferencial que el presidente le da constantemente a todo lo que se relaciona con la República Popular de China. Es un secreto muy bien guardado el alcance de los acuerdos llevados a cabo a nombre de Panamá con el Gobierno chino. Este desconocimiento ha dado motivo a que se hagan toda clase de conjeturas, que no le hacen ningún bien al Gobierno del presidente Varela.

Por una filtración se llegó a saber que el presidente Varela, mucho antes de su viaje a Beijing, ya sabía perfectamente bien qué le daría y qué solicitaría a China. Entre los beneficios estuvo el terreno a la entrada del Canal para que construyera su embajada. Esto provocó una oposición muy generalizada que obligó a los dos Gobiernos a dar marcha atrás. En la entrada del canal solo debe ondear una bandera: la panameña.

El ministro de la Presidencia, Jorge González, manifestó, entre otras cosas, que el presidente Varela firmará 19 nuevos acuerdos con el presidente Xi Jinping. Ojalá estos acuerdos se hagan con total transparencia, no en la misma forma que los anteriores que solo se dieron informaciones muy generales y fragmentadas, que nadie pudo conocer el alcance de lo firmado.

Recientemente, en una licitación para la construcción del nuevo puente sobre el Canal de Panamá y que obtuvieron unas empresas chinas y que fue muy criticada por la forma en que se hizo. Se debe tener mucho cuidado en el futuro con las compañías chinas. Ofrecen de todo y buscan después pretextos de toda clase para no cumplir con lo pactado.

Por la mala organización que se tuvo con la venida del presidente Xi Jinping, se formó en la ciudad capital un ‘tranque' como nunca antes se había tenido; debe lo ocurrido ser tomado muy en cuenta para la JMJ y no cometer los mismos errores.

Cuando hace poco visitó a Panamá el presidente de los EE.UU. Barack Obama este se hospedó en el mismo hotel de Playa Bonita que lo hizo Xi Jinping, pero, a diferencia de este, su avión estaba siempre en el aeropuerto de Howard y se movía en su helicóptero, sin causarle ninguna molestia a los habitantes de nuestra ciudad.

Como compensación a la cooperación que ha venido recibiendo China, su presidente ha manifestado que se aumentarán las compras de su país a la Zona Libre de Colón y que nuestro país podrá exportar algunas frutas tropicales que son exóticas para ellos, carne, algunos mariscos y licores. Todo esto es muy beneficioso para la economía de nuestro país. Debemos acordarnos que China tiene una población de más de mil doscientos millones de habitantes, de la cual solo una pequeña parte para ellos, pero para nosotros inmensa, puede considerarse como consumidores, lo que ayuda mucho en la adquisición de nuestros productos.

Panamá pudo desprenderse del control norteamericano de la vía panameña, pero se mantuvo dentro de la esfera de influencia de los EE.UU. y de las costumbres occidentales. Muchos se preguntan, con justificada preocupación, cómo será el futuro de nuestra relación con un país autocrático como China, que carece de instituciones independientes y que el Estado tiene un control absoluto sobre ellas.

EMPRESARIO

‘Existe mucha aprehensión, [...], por el trato preferencial que el presidente le da [...] a todo lo que se relaciona con la República Popular de China'

‘[...] su presidente (Xi Jinping) ha manifestado que se aumentarán las compras de su país a la Zona Libre de Colón [...]'